Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en la comida ofrecida por el Gobernador del Estado de Jalisco

México, 14.06.1995

E

​n este marco incomparable del Hospicio Cabañas en el que la historia de nuestros dos países se entrelaza en una plástica monumental y deslumbrante, quiero expresarle una vez mas mi agradecimiento por todas sus atenciones y decirle que de esta visita a Guadalajara, breve en tiempo pero muy rica en contenido y experiencias, me llevo un recuerdo imborrable de la generosidad y cariño del pueblo tapatío y jalisciense y la convicción de que la aportación de Jalisco al progreso de México es fundamental e insustituible.

España y México compartimos muchas cosas. Una historia, una lengua, unos valores, un proyecto de futuro. Y sobre ellas hemos construido una sólida relación que. se ha desarrollado aceleradamente durante los últimos años.

Pero además compartimos ser sociedades plurales, edificadas sobre el reconocimiento y el respeto a la diversidad, a las diferencias que nos enriquecen y nos dan fisonomía propia. Ello nos abre sin duda posibilidades adicionales de crecimiento de nuestras relaciones que debemos explorar.

Son precisamente ese respeto a la diferencia y la certeza de que sumando esfuerzos no hay objetivo inalcanzable, los que nos han llevado a españoles y mexicanos a trabajar juntos aportando nuestro entusiasmo y nuestro esfuerzo al fortalecimiento de la cooperación entre los pueblos que formamos Ia gran familia iberoamericana, empeño ya sólidamente consolidado y que va indisolublemente unido a Guadalajara donde tuvo lugar, en este mismo Hospicio Cabañas, la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno que puso las bases de ese espléndido proyecto.

Dos dimensiones, en consecuencia, que encierran un enorme potencial de fortalecimiento de la sintonía cada vez mayor que preside las relaciones entre nuestros países y nuestros pueblos.

En estos momentos en que México está afrontando con valentía y decisión las dificultades derivadas de la crisis financiera surgida a principios de año, quiero Señor Gobernador trasmitirle nuestra plena confianza en la capacidad de los mexicanos para superar esta compleja situación. La pujanza de Jalisco y el esfuerzo de los jalicenses que han sido siempre un importantísimo factor de progreso, han de jugar sin duda un papel fundamental en la superación de las dificultades presentes y en el restablecimiento de la senda de progreso y crecimiento que deseamos todos los que amamos a México.

Jaliscienses y españoles tenemos el deber de poner todas nuestras capacidades al servicio de la noble causa de lograr para nuestras gentes mayores cotas de paz, justicia y progreso. En ese empeño Jalisco puede contar siempre con la solidaridad y el apoyo de España y los españoles.

Finalmente, Señor Gobernador, querría pedir a todos que me acompañaran para brindar por su ventura personal y por la de la Señora de Cárdenas así como por la prosperidad del pueblo jalisciense.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+