Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en el acto de inauguración de la XVI edición de la Feria del Turismo de Madrid

Madrid, 24.01.1995

C

​onstituye para mí una satisfacción estar hoy aquí con todos ustedes con motivo de la celebración de esta edición de la Feria Internacional de Turismo, que se celebra en Madrid desde hace ya dieciséis años.

Es mi deseo darles una calurosa bienvenida a nuestro país y que su estancia entre nosotros sea agradable y fructífera.

Esta feria, en la que se muestra la realidad y, sobre todo, las inmensas posibilidades que el turismo ofrece, debe ser ocasión de encuentro, de intercambio de experiencias profesionales y, en definitiva, foro en el que se produzcan con mayor facilidad las relaciones que hacen que el turismo sea una de las formas más eficaces de entendimiento entre los pueblos, las culturas y las personas.

En este final de siglo, en el que el ocio se configura cada vez más en las sociedades industrializadas  como un tiempo dedicado a la creatividad y al enriquecimiento personal, las posibilidades que el turismo ofrece a los seres humanos, hace que se constituya como una de las principales fuentes de riqueza de los países.

Y así es tanto en los países industrializados, donde  su participación en la riqueza nacional es creciente, como en aquellos países en vias de desarrollo con el fin de mejorar las condiciones de vida de sus ciudadanos; en este sentido, es indudable la capacidad del turismo para modificar la faz de los países, con su impacto sobre la economía y el entorno medio ambiental. Y es en esta capacidad de modificar la geografía humana donde colectivamente tenemos todos una mayor responsabilidad.

De ahí que debamos poner nuestra inteligencia y esfuerzo al servicio de un desarrollo armonioso del turismo como medio, no solo para generar la tan necesaria riqueza, sino como insustituible vehículo para preservar aquello cuya pérdida sería irreparable para nuestro planeta:  la riqueza y variedad de las distintas culturas, la belleza y la utilidad que constituyen la flora y la fauna como hechos biológicos irrepetibles, y en definitiva, aquello que hace que los seres humanos podamos considerarnos como tales.

Con mi deseo de que la feria satisfaga una vez más las expectativas que siempre contribuye a suscitar, declaro inaugurada la decimosexta edición de la Feria de Turismo de Madrid.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+