Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en el acto de entrega del Título de Hijo Adoptivo de la ciudad de Santafé

Santa Fé, 02.10.1991

R

​eciba Señor Alcalde mi agradecimiento sincero por vuestra invitación para venir a Santa Fé y permítame que os transmita mi felicitación y enhorabuena por los 500 años cumplidos desde la fundación de vuestra Ciudad.

Os agradezco de todo corazón a vuestra persona y a toda la Corporación, que representa al pueblo Santaferino, que me consideréis un hijo más de la Ciudad cuyo nombre evoca un capítulo vibrante y glorioso de nuestra historia.

Para mi es un motivo más de satisfacción estar aquí cuando se concede la Medalla de Oro de la Ciudad a las Fuerzas Armadas. Por ello quiero felicitar muy especialmente a todos los componentes de nuestros Ejércitos por este reconocimiento y galardón que hoy recibe, pues su presencia en Santa Fé en aquellos años fue decisiva para los fines que abrigaba la Corona, e hizo posible sentar los cimientos de lo que al paso de los años vino a constituirse en la Ciudad de Santa Fé.

La Real Santa Fé, cuya construcción fue ideada personalmente por la propia Reina Isabel siguiendo el modelo de los campamentos romanos, constituye un hito de gran trascendencia histórica porque en su suelo tuvieron lugar dos hechos de gran importancia: La unidad definitiva de las nacionalidades españolas y la determinación del Descubrimiento del Nuevo Mundo tras la firma de las Capitulaciones de Cristóbal Colón.

Si en mi reciente viaje por Argentina y Bolivia, he podido sentir la emoción de visitar tierras y pueblos que en su día estuvieron ligados íntimamente a la Corona de España, hoy es para mí también un privilegio conocer esta Ciudad donde se iniciaron esos dos hechos que hicieron posible la gran aventura colombina que pronto celebraremos en 1992.

Al agradeceros, Señor Alcalde, nuevamente vuestra distinción, os pido hagáis llegar mi reconocimiento y mi afecto a todo el Pueblo de Santa Fé.

Por último, os encargo transmitáis a todos los Santaferinos la cordial felicitación y el afectuoso saludo de Sus Majestades los Reyes.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+