Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en la clausura del Congreso del Movimiento Europeo

Barcelona, 04.03.1989

M

​e complace iniciar estas palabras de clausura agradeciendo al Movimiento Europeo su invitación para participar en este congreso dedicado a la Europa de los ciudadanos.

Ello constituye para mi la ocasión de rendir homenaje a una organización dedicada desde hace mas de 40 años a la formación y promoción del pensamiento europeísta. Su labor ha sido fundamental en la tarea de convencer a gobernantes, a los agentes sociales y a los ciudadanos en general, del que el camino de la integración europea era la opción más lógica, a la hora de plantear el futuro de nuestros países.

Esta integración ha permitido superar viejos antagonismos, generar un nivel adecuado de bienestar económico y social, y devolver a Europa el papel que históricamente le corresponde en la escena internacional.

El congreso que hoy clausuramos ha dedicado sus trabajos a la Europa de los ciudadanos. Tal como lo definió el Consejo Europeo en 1984, ello implica una serie de medidas tendentes a reforzar la imagen de la Comunidad entre los ciudadanos europeos y a transmitir dicha imagen al exterior de la Comunidad.

El sistema de garantías jurídicas y políticas de las que la Comunidad se va dotando progresivamente, hace que, para 320 millones de europeos, esté surgiendo una nueva ciudadanía comunitaria. El impulso a la creación de esta ciudadanía implica la existencia de un espacio europeo único de vida y trabajo, y la atención a las diferencias socioeconómicas y a la situación específica de cada estado miembro.

Esta ingente tarea de la construcción de una Europa unida no puede se sólo labor de los estados o de los gobiernos. Cada persona o asociación, cada agente económico o social, cada administración, a su nivel, puede constituirse en un elemento dinamizador que nos acerque hacia la Europa de los ciudadanos.

En cualquier caso, y pese a las innegables dificultades con las que aún nos enfrentamos, los avances conseguidos en los 30 últimos años asombrarían a nuestros abuelos. Con frecuencia olvidamos que los jóvenes actuales pertenecemos a la primera generación de europeos que han contado con unas prestaciones sociales generalizadas y para quienes una hipotética confrontación entre países comunitarios sería absolutamente inconcebible.

He aquí, pues, una nueva y apasionante tarea, en la forja de esta nueva identidad ciudadana europea y de esta convivencia sin fronteras: contribuir al equilibrio entre el legítimo orgullo de lo propio y la apertura generosa a aquello que, hasta ahora, aún percibíamos como ajeno.

En esta línea, les alentaría a buscar y favorecer, cada cual desde su puesto y de acuerdo a sus posibilidades, aquellos cambios personales y estructurales que nos acerquen hacia esa Europa, que un día fue sueño inalcanzable de los ciudadanos de una Europa dividida y enfrentada, y hoy es una realidad esperanzada, al alcance de nuestra ilusión y de nuestro esfuerzo colectivo.

Señor Presidente, señoras y señores, esa ciudadanía europea que pretendemos exige de todos nosotros un esfuerzo para acentuar los valores comunes y los rasgos que nos definen como europeos. Con ese espíritu, debemos mirar al futuro.

No quisiera terminar sin subrayar que, a la hora de dotar a Europa de unos signos de identidad, de una manera común de plantearse ese futuro, se tenga en cuenta y se implique a los jóvenes, que son ya, desde ahora, los ciudadanos europeos de mañana.

Con estas palabras quiero clausurar este congreso, no sin antes animar a todos aquellos que se agrupan en el Movimiento Europeo, a seguir con la misma ilusión en la trayectoria trazada hasta hoy.

Y así: - Queda clausurado el Congreso de Barcelona de la Europa de los ciudadanos.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+