Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de S.M. la Reina Doña Sofía en el acto de entrega de la primera edición del Premio Universidad de Sevilla a la Protección de los Derechos Humanos "Juan Antonio Carrillo Salcedo", concedido a la Fundación Reina Sofía

Universidad de Sevilla, 10.12.2017

Q​uiero en primer lugar agradecer al jurado del Premio “Universidad de Sevilla a la Protección de los Derechos Humanos, Juan Antonio Carrillo Salcedo”, esta distinción que han concedido a la Fundación que lleva mi nombre.

Hoy es un día muy especial para mí, por recibir este premio que lleva el nombre de un gran amigo, Juan Antonio Carrillo, un jurista de reconocido prestigio, que comprometió gran parte de su vida a la protección de los derechos humanos.

Tuve el placer y la suerte de conocerle personalmente, y poder disfrutar de su amistad y la de su familia. Jamás olvidaré la gran ayuda que para nosotros supusieron sus sabios consejos.

Hoy se encuentran aquí Matilde su viuda y uno de sus hijos, que a buen seguro estarán pensando, al igual que yo, cómo disfrutaría Juan Antonio si pudiese estar aquí entre nosotros. Desde el recuerdo, todo nuestro reconocimiento a un magnífico profesor y gran persona.

Quiero también agradecer a la Universidad de Sevilla y a las autoridades que nos acompañan el haber organizado la entrega de este premio en una fecha tan significada como hoy: “Día Mundial de los Derechos Humanos”.

este premio a la Fundación es un estímulo más, para continuar con nuestro principal objetivo: apoyar a los más desfavorecidos, y como dije en el día de la celebración de nuestro aniversario, con la aspiración de paliar el sufrimiento allí donde se encuentre, para poder vencer así la indiferencia que muchas veces las sociedades avanzadas hemos sido incapaces de doblegar

Muchas gracias de todo corazón. Esta noble labor de defensa de los más desfavorecidos, y muy especialmente de la protección de los derechos humanos, es una tarea que todos juntos debemos continuar, siguiendo el admirable ejemplo del Profesor Carrillo.

Saben que siempre pueden contar conmigo y con mi Fundación en este compromiso.

Y gracias a todos ustedes por acompañarme en este día, que mantendré para siempre entre mis recuerdos más preciados.

Cuando la Fundación Reina Sofía comenzó su andadura, los objetivos de la misma, recogidos en sus estatutos, cubrían diferentes ámbitos de trabajo, con la finalidad de lograr un desarrollo integral de la persona.

En este año en el que celebramos nuestro 40º aniversario, los objetivos siguen siendo los mismos, aun cuando las actividades que llevamos a cabo han cambiado considerablemente, intentando abarcar el mayor número de personas con problemas acuciantes de nuestra sociedad.

Quisiera aprovechar este reconocimiento para dedicárselo a cada una de las personas que han hecho historia en la Fundación, tanto los que han pertenecido al Patronato como a todas las organizaciones e Instituciones que de un modo u otro han hecho posible nuestra labor. A todos ellos gracias por su inestimable colaboración y trabajo.

Quiero finalizar estas palabras indicándoles que este premio a la Fundación es un estímulo más, para continuar con nuestro principal objetivo: apoyar a los más desfavorecidos, y como dije en el día de la celebración de nuestro aniversario, con la aspiración de paliar el sufrimiento allí donde se encuentre, para poder vencer así la indiferencia que muchas veces las sociedades avanzadas hemos sido incapaces de doblegar”.  

Muchas gracias por este reconocimiento a la Fundación, y por el cariño que esta ciudad y sus gentes siempre me han demostrado a lo largo de todos estos años.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+