Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en el almuerzo en honor de Sus Excelencias el Presidente de Rumanía y la Sra. Iohannis

Palacio de La Zarzuela. Madrid, 13.07.2015

Señor Presidente,
Quiero comenzar mis palabras con nuestra bienvenida más cordial y afectuosa a España −de la Reina y mía, y en nombre del gobierno, las instituciones y del conjunto de los españoles−, a Vuestra Excelencia y a Vuestra esposa, junto a la delegación que os acompaña en esta primera visita oficial a nuestro país. Les deseamos una feliz estancia –aunque sea tan corta− y que sea de gran provecho para la relación entre Rumanía y España.

No dudo de que así será, porque conozco bien cómo se han desarrollado nuestra relación en los últimos años, tanto en lo bilateral como en el contexto de la UE y también en los asuntos más amplios de la agenda global. Además, la Reina y yo guardamos muy gratos recuerdos de nuestra visita como Príncipes de Asturias a Rumanía, en julio de 2009, en la que pudimos tanto sentir la cordialidad y la hospitalidad del pueblo rumano y la amistad que une a nuestros dos países, como descubrir y admirar la historia y la riqueza cultural de un país mucho más cercano al nuestro de lo que a veces, o a priori, pueda parece.

España y Rumanía son, como sabemos y celebramos, dos naciones amigas con intensas relaciones. Nuestras lenguas y culturas tienen un parentesco cuya raíz se remonta a Trajano, primero de los Emperadores romanos nacidos en Hispania y referente fundamental para la identidad rumana, que acercó la cultura y la civilización latinas desde el mar Mediterráneo a las tierras bañadas por el Danubio. A la latinidad compartida se añade la firme vocación europeísta de nuestros países; sobre estas bases se han desarrollado vínculos muy sólidos tanto en lo político y económico, como en lo cultural y humano.

En los últimos años, centenares de miles de ciudadanos rumanos se han instalado en España llegando a ser hoy la comunidad extranjera más numerosa en nuestro país. Esta comunidad ha mantenido con su esfuerzo una importante contribución al dinamismo de nuestra economía, que merece todo el reconocimiento.

Señor Presidente,
Tras las elecciones celebradas en noviembre del pasado año, recibisteis el respaldo del pueblo rumano para asumir la más alta magistratura del país. Rumanía cuenta con una democracia sólida, una economía abierta y es un socio activo, responsable y solidario en la Comunidad Internacional. Reconocemos y alentamos vuestra determinación y los esfuerzos que habéis consagrado durante los primeros meses de vuestro mandato, forjando el consenso para avanzar en reformas encaminadas a consolidar el Estado de Derecho y mejorar las condiciones de vida y el bienestar de vuestros ciudadanos.

Rumanía siempre ha encontrado en España una firme aliada en sus aspiraciones europeas y euro-atlánticas. Ahora que ambos países estamos plenamente integrados en la familia europea, debemos aspirar a defender con decisión y responsabilidad los intereses que compartimos, que son muchos y en su mayor parte también compartidos con nuestros socios y aliados comunes.

En este sentido, como bien conocéis, España apoya el ingreso de Rumanía en el espacio Schengen. Así lo exige el reconocimiento de los esfuerzos coherentes y prolongados realizados en esta materia por las autoridades rumanas, en su condición de frontera exterior de la Unión Europea.

Por otra parte, España comparte la preocupación de Rumanía en relación con la seguridad y el respeto del Derecho Internacional en la Vecindad Oriental de la Unión Europea. Mi país, como nación amiga y aliada, no puede sino respaldar la vocación de Rumanía en convertirse en un polo de estabilidad en la región.

Rumanía siempre ha encontrado en España una firme aliada en sus aspiraciones europeas y euro-atlánticas. Ahora que ambos países estamos plenamente integrados en la familia europea, debemos aspirar a defender con decisión y responsabilidad los intereses que compartimos, que son muchos y en su mayor parte también compartidos con nuestros socios y aliados comunes

Por ello, España ha contribuido en los últimos meses a los esfuerzos de la OTAN para afianzar la seguridad euroatlántica. Buen ejemplo de ello fue la presencia, en septiembre de 2014, de la fragata Almirante Juan de Borbón en aguas del Mar Negro, junto a buques rumanos y de otros países aliados. En esta misma línea también se sitúa el reto que España ha asumido al liderar en 2016 la nueva Fuerza de Muy Alta Disponibilidad de la Alianza Atlántica.

Aprovecho esta ocasión para agradeceros sinceramente el apoyo que Rumanía prestó a España para ser elegida como miembro del C.S. de las NN.UU. en el bienio 2015-2016. Contad con nosotros para que la voz de Rumanía sea oída en tan destacado foro y para que juntos podamos seguir contribuyendo al mantenimiento de la paz y la seguridad, a la defensa de los derechos humanos y al desarrollo de las naciones.

Señor Presidente,
Tras años en los que la crisis ha afectado severamente a nuestros ciudadanos, nuestras economías han retomado de nuevo la senda del crecimiento económico. Debemos por ello aunar nuestras fuerzas para continuar la tarea y consolidar la recuperación e impulsar con ella la creación de empleo.

El año pasado nuestros intercambios comerciales alcanzaron cifras que son un auténtico récord y continúan creciendo. Esto debe servirnos de estímulo para explotar el magnífico potencial que representa la complementariedad de nuestras economías, desarrollando proyectos comunes de colaboración o inversión. Agradecemos la confianza depositada en los últimos años por las autoridades de Rumanía en las empresas españolas, líderes mundiales en sectores como las infraestructuras, la energía, la ingeniería, el medio ambiente, el transporte o los servicios, para seguir contribuyendo a su proceso de modernización. Muchos de sus representantes nos acompañan en esta mesa, en su honor.

España conoce muy bien la capacidad transformadora de la política europea de cohesión y, como hemos hecho en el pasado en otros campos, deseamos poner al servicio de Rumanía nuestro conocimiento y experiencia.

También nos felicitamos por la excelente colaboración entre nuestras respectivas Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que a diario trabajan conjuntamente para prevenir y combatir las graves amenazas a la convivencia, a la legalidad y a los derechos, como son la criminalidad organizada y la trata de seres humanos.

Igualmente, nos satisface enormemente que siga creciendo el interés por la cultura española y la demanda para el aprendizaje del español en Rumanía. A ello consagramos los esfuerzos del Instituto Cervantes y de los lectorados y secciones bilingües integradas en el sistema educativo rumano, que contribuyen tanto a mantener viva la amistad entre las generaciones más jóvenes, y la apertura al mundo y la cultura más amplia de habla hispana.

Señor Presidente,
El próximo año celebraremos 135 años de relaciones diplomáticas formales entre nuestros dos países; unas relaciones que, al margen de periodos tan convulsos para el conjunto de nuestro continente y de épocas de relación tan escasa y difícil por la gran división en bloques, han sido ricas y fructíferas –sobre todo en las últimas décadas; unas relaciones que tienen, estoy seguro Sr. Presidente, un futuro muy prometedor.

Como así creo, también sinceramente, que vuestra primera visita a España nos va a permitir avanzar en el fortalecimiento de unos lazos que responden al afecto entre nuestros dos pueblos y a las aspiraciones de nuestros ciudadanos.

Termino mis palabras, alzando mi copa junto con la Reina y todos los presentes para brindar por Vuestra Excelencia y Vuestra esposa, por la prosperidad del querido pueblo rumano y por la amistad entre España y Rumanía.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+