Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey Don Juan Carlos en la presentación de la Cátedra de América Latina de la Universidad Pontificia Comillas

13.04.2015

E​s para mí un honor ser testigo de la creación de la Cátedra de América Latina de la Universidad Pontificia Comillas.

La Compañía de Jesús, creadora de esta prestigiosa institución, tiene una estrecha relación histórica, educativa y social con Iberoamérica.

Es pues un acierto proyectar ahora ese interés tradicional a la difusión y discusión de las grandes cuestiones económicas, políticas y sociales que caracterizan en estos momentos a América Latina.

Este vigoroso continente ha estado unido a nuestra Nación durante más de cinco siglos, alimentando un particular entramado de relaciones humanas, culturales y económicas que son para España un especial privilegio.

La constitución de la Comunidad Iberoamericana de Naciones, tan querida para mí, abrió las puertas a una profundización de esas relaciones que unen a las sociedades de ambos lados del Atlántico.

Esta asociación de pueblos hermanos, con intensas relaciones a lo largo de la historia, y sus Cumbres de Jefes de Estado y de Gobierno, constituye hoy una pujante realidad.


Con perfiles propios, América logró el gran mestizaje de sus ricas culturas originarias con las que aportaron, posteriormente, las europeas, africanas y de otras partes del mundo. En ese gran esfuerzo, hoy, América se proyecta en la historia como una gran región con la que compartimos idioma, tradiciones y culturas.

Para alimentar y enriquecer ese diálogo de cooperación es fundamental que en ambos lados del Atlántico se difundan los valores que nos unen. La Cátedra que hoy se inaugura aspira precisamente a difundir en este Centro de Estudios, y en otros que se asocien en el futuro, el conocimiento de la realidad iberoamericana, con toda su riqueza y complejidad

También intereses económicos y, de forma especial, los mismos principios de respeto a la libertad, los derechos humanos y la paz entre las Naciones.

Para alimentar y enriquecer ese diálogo de cooperación es fundamental que en ambos lados del Atlántico se difundan los valores que nos unen.

La Cátedra que hoy se inaugura aspira precisamente a difundir en este Centro de Estudios, y en otros que se asocien en el futuro, el conocimiento de la realidad iberoamericana, con toda su riqueza y complejidad.

Estoy seguro de que esta excelente iniciativa podrá, asimismo, estimular el interés de los estudiantes y los especialistas por conocer más profundamente las variadas realidades de América Latina.

Cada país es una realidad especial que importa conocer, tanto para fortalecer lazos políticos y culturales como para formular proyectos de cooperación económica, públicos o privados.

Ese conocimiento trasciende el interés de los estudiantes y especialistas para poder proyectar en toda la sociedad española un conocimiento mucho más rico y profundo de las variadas realidades que anidan en cada uno de nuestros países hermanos de América.

Con mis mejores deseos para ti, querido Enrique, al frente de esta Cátedra y mi mayor afecto para el Presidente Oscar Arias, quiero, por último, felicitar al Señor Rector, agradecer la visión de las instituciones privadas que han colaborado en la creación de esta Cátedra y desear a la Universidad Pontificia Comillas el mayor de los éxitos en su importante labor educativa.

Declaro oficialmente inaugurada la Cátedra de América Latina de la Universidad Pontificia Comillas.

Muchas gracias.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Actividades