Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad la Reina en la inauguración del XVII Congreso Estatal del Voluntariado

Palma de Mallorca, 27.11.2014

Muy buenos días –bon dia- y gracias por invitarme de nuevo a este congreso. Ya son muchos los lugares de España en el que nos hemos encontrado y hoy venimos a esta isla, Mallorca, y a esta ciudad, Palma, donde me siento tan bien. –me siento como en casa-, no sé quien lo decía hace poco, se acordarán los que sois de Palma, -que esto era un pedacito de cielo en la tierra-, yo creo que es así, estoy convencida.

Felicito a los premiados, primero. Y a todos vosotros también, porque todos los que estáis aquí hoy, mañana y pasado sois unos convencidos de que la solidaridad es la respuesta. Lo ha dicho, además también, vuestro presidente, Luciano, y me decía ahora, justo antes de entrar, me decía, que no estaba seguro de que los medios de comunicación iban a contar que aquí había un grupo de personas reunidas por esta causa. Y me gustaría decirle yo a él que sea más positivo y piense en que los medios de comunicación sí van a recoger este hecho: que estos cientos de personas que os reunís en Palma para el Congreso Estatal del Voluntariado pensáis que hay que mirar a los demás, a quien tenemos al lado, mirar de otra manera, que hay que darse cuenta de que comprometerse es más que un compromiso: -me van a permitir esa redundancia- es una exigencia.

Os lo agradezco yo y os lo agradece una sociedad, la española, que necesita vuestro ejemplo. Porque vosotros, con cada instante que estáis ayudando a los demás, estáis también construyendo humanidad

Así que, querido Luciano, seguro que algún redactor o redactora sensible encontrará en este auditorio cientos de historias de personas que han dejado de mirar para otro lado y se han puesto manos a la obra para entregar su tiempo a los demás. Los grandes cambios empiezan por algo muy pequeño, algo casi imperceptible. En una tarde, por ejemplo, con un grupo de inmigrantes que necesita asesoramiento jurídico… o un rato con una anciana para quien la vida diaria es una escalada continua… o quizá una mañana de sábado organizando juegos para niños en un centro de acogida…. Unos minutos, unas horas, pensando en los demás. Y actuando. Que desde la plataforma del voluntariado, de la plataforma estatal, queráis ordenar y dar sentido a esa entrega es muy importante y es la razón por la que estamos aquí.

Os lo agradezco yo y os lo agradece una sociedad, la española, que necesita vuestro ejemplo. Porque vosotros, con cada instante que estáis ayudando a los demás, estáis también construyendo humanidad. Muchísimas gracias y que vaya bien el Congreso.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Actividades