Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en la entrega de los "Premios Europeos de Medio Ambiente a la Empresa 2013 / 2014, edición española”

Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Madrid, 05.06.2014

A​ntes de nada, feliz día Mundial del Medio Ambiente a todos. Un día muy oportuno para celebrar este acto convocado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente a través de la Fundación Biodiversidad. Estamos en el histórico Palacio de Fomento, sede del Ministerio, y acabamos de entregar los Premios Europeos de Medio Ambiente a la Empresa en su sección española. Muchas gracias por vuestro recibimiento y enhorabuena por el excelente trabajo que habéis hecho para cumplir con uno de los objetivos de la Fundación Biodiversidad: el de promover la sostenibilidad de las empresas y fomentar el empleo “verde”.

Pero sobre todo y junto con la Princesa, quiero felicitar  con gran afecto y gratitud a las empresas galardonadas; a sus directivos, por liderar el compromiso ambiental en sus corporaciones y por impulsar con su ejemplo un nuevo enfoque empresarial en el que el medio ambiente ocupa un papel protagonista; también a sus equipos, a sus trabajadores, cuyo esfuerzo es esencial para hacer realidad las iniciativas que se han presentado hoy. Y enhorabuena  también al casi centenar de empresas que han presentado candidaturas en esta edición, con proyectos de gran calidad.

La naturaleza europea de estos Premios les confiere un valor especial, ya que la UE desarrolla, desde hace décadas y a través de programas de acción, una política medioambiental muy definida. Con la 7ª edición de los programas de acción, la UE se compromete a intensificar sus esfuerzos para proteger nuestro capital natural, estimular la innovación, promover un uso eficiente de los recursos, y proteger la salud y el bienestar de la población. Entre sus objetivos básicos figura reforzar la eficacia de la Unión a la hora de afrontar los desafíos medioambientales y climáticos también globales.

Y es que hoy, más que nunca, es necesario que intensifiquemos los esfuerzos para abordar estos retos, cada vez más complejos y de mayor envergadura. El cuidado del medio ambiente y la protección de nuestro patrimonio natural, además de su importancia para garantizar la vida en el planeta, es fuente de riqueza y bienestar para todos.

En Europa, España ocupa una posición muy significativa en materia de biodiversidad, espacios protegidos y superficie forestal. Podemos afirmar con orgullo, que somos ‘ricos’ en patrimonio natural. Cuidar este gran legado es una responsabilidad que tenemos con las generaciones futuras y que implica a las administraciones públicas, las empresas y el conjunto de los ciudadanos.

Hoy nos centramos en el ámbito de las empresas. Empresas que, cada vez, integran más el medio ambiente en sus estrategias, no solo para cumplir, obviamente, con las exigencias legales, sino por el impulso que supone para sus modelos de negocio.

Podemos afirmar que “sin ecología la economía limita su futuro”, pues únicamente unos ecosistemas saludables pueden favorecer el pleno desarrollo de actividades económicas eficaces. Esto es evidente en sectores como la agricultura, la pesca, el sector forestal o el turismo; y determinante para industrias como la farmacéutica y la cosmética, vinculadas al material biológico. Además, el medio ambiente es fuente de inspiración para redefinir estrategias de negocio, de innovación; para crear nuevas empresas, y para diseñar nuevos productos, procesos o tecnologías.

si queremos garantizar el mejor futuro de nuestra economía –sobre todo en el medio y largo plazo−, debemos proteger el entorno y los recursos naturales. Hemos de ver el medio ambiente como una fuente de oportunidades, generadora de empleo y riqueza; y entender el patrimonio natural como un capital que integra el valor ambiental y el económico

Por tanto, si queremos garantizar el mejor futuro de nuestra economía –sobre todo en el medio y largo plazo−, debemos proteger el entorno y los recursos naturales. Hemos de ver el medio ambiente como una fuente de oportunidades, generadora de empleo y riqueza; y entender el patrimonio natural como un capital que integra el valor ambiental y el económico.

Por otro lado, esta integración es ya un requisito obligado para acceder a muchos mercados, tanto a los más maduros, como a los emergentes. El liderazgo empresarial pasa inexorablemente por abordar con claridad, compromiso y solidez la cuestión ambiental, siendo capaz de anticiparse a los grandes desafíos del planeta.

Ya tenemos muy buenas muestras del papel que están desempeñando las empresas españolas en este sentido, como es el caso de la agricultura ecológica, en la que somos líderes europeos en superficie y cuyas exportaciones contribuyen de forma significativa al saldo comercial positivo de la agroalimentación española. O, también, con la presencia de nuestras empresas en los diferentes índices bursátiles mundiales específicos de sostenibilidad.

Y hoy tenemos aquí 12 ejemplos de excelencia que son, además, una prueba de la evolución que está experimentando el mundo empresarial español. A lo largo de las nueve ediciones de estos premios, las candidaturas ganadoras han pasado de tener un enfoque orientado especialmente al cumplimiento de las normativas, a desarrollar pautas más proactivas y preventivas. La minimización de los impactos ambientales y el uso eficiente de recursos naturales han ido tomando el relevo.

Los proyectos premiados en esta edición suponen un paso más en el compromiso ambiental. Son proyectos complejos, maduros, más integrados y conectados con la estrategia de negocio. Su alcance e impacto, son, por tanto, significativamente mayores.

Las empresas son uno de los agentes más importantes en la respuesta a los retos medioambientales con los que se enfrenta un mundo que cambia a gran velocidad. Pero, junto a esta labor de las compañías, necesitamos alianzas entre el sector público, el privado, el tercer sector y el mundo científico e investigador. Igualmente, es el momento de implicar más a los ciudadanos, para que sean protagonistas de este cambio adoptando estilos de vida cada vez más sostenibles, y orientando sus preferencias hacia productos más respetuosos con el medio ambiente.

En definitiva, es labor de todos afianzar asimismo el papel del medio ambiente en la Marca España, pues genera valor para sectores clave de nuestra economía. El turismo, la agricultura, la moda o el desarrollo de infraestructuras, son solo algunos ejemplos de que el medio ambiente aporta diferenciación, seguridad y valor.

Como buenos ejemplos de todo ello felicidades de nuevo a las empresas galardonadas. Os animo a continuar con este liderazgo, a ser embajadoras efectivas del medio ambiente en el tejido empresarial y autenticas referencias o fuente de inspiración para otras muchas. Mucha suerte en el certamen europeo, estoy seguro de que la calidad de vuestras candidaturas será bien reconocida; os lo merecéis.

Muchas gracias.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+