Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de S.A.R. el Príncipe de Asturias en el almuerzo con universitarios andaluces.

Granada, 09.04.2002

E

sta es una empresa de calidad y exigencia, un objetivo ambicioso que afortunadamente es hoy accesible a un número creciente de jóvenes. Y ello no solo para obtener un legítimo medio de vida o un reconocimiento social sino, sobre todo, para buscar la excelencia y poder contribuir positivamente al quehacer colectivo.

En esta Comunidad se vive y se siente la renovación, el crecimiento y la consolidación de proyectos y expectativas importantes. Creo que los universitarios andaluces os encontráis bien preparados para asumirlas. Muchas, más bien todas ellas, os esperan para dirigirlas o gestionarlas.

Andalucía y toda España necesita hoy más que nunca profesionales competentes para continuar y ampliar su desarrollo, para dar ese salto cualitativo que desea y merece.

Y necesita, también, líderes intelectuales y sociales para orientar ese cambio con seguridad y confianza, continuando el proceso de renovación de estructuras y métodos, cultivando una comprensión profunda de las demandas sociales., promoviendo una sensibilidad fina y atenta hacia los valores de la igualdad y la justicia.

Este es vuestro porvenir. Hacia él vamos todos juntos con la seguridad de que no vamos a fracasar, de que no vais a defraudar las esperanzas que os confiamos.

Una Universidad como la vuestra, fundada en el momento en que Granada quiere afirmarse plenamente como ciudad europea del Renacimiento, a la sombra del Emperador que vivió aquí uno de los escasos paréntesis de felicidad de su dilatada existencia, parece que nos impone una reflexión ponderada sobre su misión y la parte que en ella os corresponde a quienes cursáis en ella vuestros estudios.

Y esta tarea es especialmente urgente en nuestros días, en los que los modelos de conocimiento y de comportamiento nos llegan de muchas fuentes, a veces confusas y aún contradictorias, conduciéndonos en ocasiones, quizá insensiblemente, a un horizonte de banalización y masificación, contra el que los jóvenes universitarios sentís la necesidad e incluso tenéis la obligación de rebelaros.

Conservar la excepcional riqueza cultural andaluza, revalorizarla y difundirla es vuestra vocación. Os animo a cumplirla con afán y con gozo, como un estímulo y un ejemplo de diálogo capaces de cimentar el entendimiento y el progreso de todos.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+