Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en la inauguración del VI Encuentro Iberoamericano del Tercer Sector.

Barcelona, 13.03.2002

P

ermitidme que, en primer lugar, os exprese lo mucho que me honra inaugurar este VI Encuentro Iberoamericano del Tercer Sector, que nos convoca hoy en Barcelona. Con este motivo me satisface mucho poder saludar y dar la bienvenida a todos los participantes; así como saludar también a los organizadores y a la Junta Directiva de los Encuentros, con el deseo de que su esfuerzo será recompensado con el éxito -que lo es para todos- de esta convocatoria. Vaya por delante mi más sincera felicitación puesto que confío en que así será un rotundo éxito.

Esta es una ocasión importante. El movimiento de los Encuentros Iberoamericanos cumple ahora diez años. Desde el primer impulso, casi visionario, de la Fundación San Benito, y de un puñado de Fundaciones iberoamericanas, han transcurrido dos lustros durante los cuales vuestras reuniones han tenido un papel de enorme relevancia en el fortalecimiento del Tercer Sector, y de su conciencia sobre el importante papel que le corresponde desempeñar en la sociedad de hoy y de mañana.

Como recordaba el Alcalde, el Palau de la Música Catalana, en el que nos encontramos, es un ejemplo significativo de la proyección social que anima vuestro trabajo. Declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad, lo es tanto por su originalidad arquitectónica y su prestigiosa trayectoria musical, cuanto como expresión de vitalidad de la sociedad barcelonesa a la hora de articular un proyecto de progreso, y de ponerlo al alcance de todos.

Esta es también la vocación de los representantes de medio centenar de Fundaciones de la práctica totalidad de los países de Iberoamérica, que os reunís hoy para reflexionar una vez más sobre los problemas de la actualidad que más directamente os atañen, y articular una respuesta común a los retos que os plantean.

El tema de este año es "El Tercer Sector y la Economía"; un área que puede parecer a algunos ajena, y aun hostil, a vuestra esencia y propósitos. Pero, sinceramente, a mí me parece una elección acertada. Pues implica situaros en el eje crucial del presente y el porvenir, en el centro motor de la transformación sustancial del mundo en que nos movemos.

La conclusión de la guerra fría, y el final de la división del planeta en bloques antagónicos, junto al desarrollo vertiginoso de las tecnologías, abrieron las puertas a un proceso globalizador que ha impactado grandemente en nuestras sociedades, mezclando innegables elementos positivos con situaciones de inequidad y de inestabilidad social; mezclando esperanzas con angustias ante la incertidumbre que lleva consigo todo comienzo de una nueva era.

Más allá de los pros y los contras que cada uno pueda ver, desde distintos enfoques y referencias, a ese fenómeno mundial, probablemente estamos todos de acuerdo en que cada día es más urgente insertar en la globalización un acento humano y una mayor preocupación social, adecuados y adaptados a los nuevos escenarios; en los que los riesgos son grandes, pero también las oportunidades. Deberemos estar dispuestos a dar más, a ayudar más, pero, al mismo tiempo, se deberá exigir más del que recibe. El Mundo Globalizado deberá llevar consigo necesariamente una mayor corresponsabilidad entre sus habitantes para poder sacar el mayor provecho de esas oportunidades para un desarrollo global digno.

De todo ello y de otros temas que conforman los 5 bloques temáticos, vais a tratar con gran profundidad en vuestras sesiones, y de ellas saldrán importantes contribuciones para progresar en el debate y en la acción. Seguramente, los estrechos lazos que unen ya, y deben unir más y más, al Tercer Sector Iberoamericano, podrán hacer de él, como se sugiere en el título de una de las mesas redondas del Encuentro, un "agente humanizador de la globalización". La meta es sin duda ambiciosa, y no cabe duda de que foros como éste son estratégicos para proponerla y abrirle camino.

El programa que vais a desarrollar durante estos días se asoma a esta realidad con sentido práctico. Pretende incrementar vuestras posibilidades de influir en un escenario especialmente sensible, y hacerlo con talante constructivo y voluntad de mejorarlo.

Como claves esenciales para conseguir este objetivo, vais a dedicar especial atención a la igualdad de oportunidades en el acceso a la educación, las políticas de desarrollo conectadas estrechamente con las necesidades y circunstancias nacionales y locales, la promoción del empleo y de la responsabilidad social del sector empresarial, el dominio de las innovaciones tecnológicas, y los proyectos de protección del medio ambiente y los recursos naturales.

Trabajáis en la dirección adecuada. Y os invito a que sigáis recorriendo este camino con dedicación y generosidad, de modo que el intercambio de experiencias y el diálogo que van a presidir vuestros debates desemboquen en conclusiones efectivas para promover un mundo más justo y más próspero.

Declaro inaugurado el Sexto Encuentro Iberoamericano del Tercer Sector.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+