Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de S.M. el Rey en la cena de gala en honor del Presidente de la República de Uzbekistán.

Palacio Real de Madrid, 27.01.2003

S

eñor Presidente,Señora de Karimov,

Para la Reina y para mí constituye un motivo de honda satisfacción recibiros hoy en España junto a vuestra esposa. Os damos la bienvenida como Presidente de la República de Uzbekistán, país amigo y de hondas resonancias en la cultura de Asia Central.

Con este motivo, España desea reiterar de manera especial su amistad a la Nación uzbeka en esta vuestra primera Visita de Estado a nuestro país. Estoy seguro de que vuestra estancia nos permitirá estrechar los lazos de amistad entre nuestros pueblos.

Señor Presidente,

Uzbekistán es heredero de una antigua civilización por la que España siente admiración y respeto. El legado histórico de vuestro país, compartido por otras Naciones de Asia Central, constituye una valiosa herencia. Puede y debe ser aprovechada por el pueblo uzbeko para tejer lazos de cooperación y amistad con otras Naciones que, como España, miran con interés y afecto la evolución y el futuro de esa importante región.

Cómo no referirme, en este sentido, al histórico viaje en 1403 del Embajador Ruy Gonzalez de Clavijo, enviado del Rey Enrique III de Castilla a la corte del Gran Tamerlán. Esta misión diplomática posee un importante valor simbólico por su carácter precursor del interés europeo por Asia Central. Un interés basado en la fascinación que desde antiguo esta región ha ejercido sobre nosotros.

Uzbekistán es heredero de la histórica "ruta de la seda", por la que transitaron hombres, mercancías, ideas y cultura. Ciudades como Tashkent y Samarcanda, que la Reina y yo tuvimos la suerte de visitar hace años, o como Bujara y Jiva, son testimonios históricos de ese pasado y despiertan una admiración profunda.

Señor Presidente,

Hace ya más de diez años, Uzbekistán ingresó como miembro de la comunidad de Naciones. Sin duda, éste fue un hecho determinante para la moderna Nación uzbeka, que tiene ante sí importantes desafíos para asegurar su libertad, desarrollo y prosperidad.

La construcción de una sociedad libre y democrática, en la que se aseguren los derechos de los ciudadanos, con independencia de su condición, etnia o creencia, es hoy una responsabilidad ineludible del Estado que incumbe a todos los países por igual.

Sólo desde el respeto a la condición de la persona como ciudadano libre es posible lograr el progreso económico y social y el pleno desarrollo personal, así como establecer relaciones de amistad y colaboración con las diferentes Naciones del mundo.

En esta era de la globalización nos sentimos cada vez más próximos. Son innumerables las oportunidades de cooperación e intercambio. Al mismo tiempo, son más temibles las amenazas al afectarnos a todos y debemos combatirlas juntos para construir sociedades más justas y prósperas.

Conocemos, Señor Presidente, su preocupación por la lucha contra el terrorismo. Esa preocupación, que España comparte, ha llevado a su país a una cooperación mayor con la comunidad internacional en la lucha global contra esta violencia criminal. Ello ha situado a Uzbekistán a la vanguardia de la lucha antiterrorista en Asia Central, desde su posición estratégica y crucial para la estabilidad de la región.

Deseo subrayar esta coincidencia de nuestras preocupaciones y también la voluntad común de proseguir la lucha contra el terrorismo, utilizando los instrumentos que el Estado de Derecho y el Derecho Internacional nos ofrecen.

España, como el resto de países de la Unión Europea, se felicita de la contribución uzbeka, junto con la de los demás Estados de Asia Central, a la causa de la estabilidad y seguridad regionales, en particular por sus esfuerzos respecto de la situación en Afganistán.

Persisten importantes amenazas derivadas también de otras formas de crimen organizado, el tráfico de armas, las drogas o los problemas medioambientales. Confiamos en que, en colaboración con la OSCE y la Unión Europea, Uzbekistán y el resto de los países de Asia Central puedan superar estas dificultades.

Señor Presidente,

La Unión Europea y España han venido apoyando los esfuerzos de modernización de Uzbekistán a través del Acuerdo de Cooperación y Colaboración, en vigor desde 1999. Para que esta cooperación resulte plenamente fructífera es preciso avanzar en el proceso de reformas políticas y económicas que permita consolidar una economía de mercado, atraer inversiones extranjeras y aumentar y diversificar los intercambios comerciales.

Las reformas estructurales y la liberalización económica son requisitos esenciales e indispensables para impulsar el desarrollo, la prosperidad y la plena inserción de Uzbekistán en la economía internacional.

Los mecanismos existentes permiten un diálogo político continuado entre la Unión Europea y Uzbekistán. Ese diálogo es el vehículo para canalizar la vocación de Uzbekistán de acercarse a las Instituciones europeas, que España acoge con satisfacción.

Además, permite transmitir nuestro interés y deseo de que se mantenga el ritmo sostenido del proceso de reformas políticas y económicas, cuya culminación ha de ser el objetivo último de ese acercamiento de Uzbekistán a Europa.

Señor Presidente,

España y Uzbekistán establecieron relaciones diplomáticas en 1992. A lo largo de estos más de diez años nuestros dos países han sentado las primeras bases de una nueva relación de la que vuestra presencia hoy en Madrid es, sin duda, el hecho más destacado.

Por su importancia, Uzbekistán ocupa un lugar destacado en Asia central y posee grandes recursos y posibilidades de desarrollo, circunstancias ambas que deberían propiciar unas relaciones bilaterales más estrechas.

En el plano político, España acaba de acceder como miembro no permanente al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para el bienio 2003-2004, con el apoyo de países como Uzbekistán, que quiero agradecer de manera expresa.

Vivimos un momento marcado por importantes desafíos para la comunidad internacional. A lo largo de este periodo, España ejercerá sus responsabilidades desde su firme compromiso con los principios y valores de la Carta de Naciones Unidas, consciente de que ésta atribuye al Consejo una competencia esencial para asegurar el mantenimiento de la paz y seguridad internacionales.

España es actualmente uno de los más importantes inversores internacionales. Estamos especialmente interesados en participar en el desarrollo de algunos sectores de la economía uzbeka, como el de infraestructuras, el energético, el aprovechamiento y tratamiento de recursos hídricos y el turístico. Se trata de sectores en los que España posee una dilatada experiencia que pone a disposición de Uzbekistán en beneficio mutuo.

Nuestras relaciones culturales poseen asimismo un gran potencial. Los Acuerdos en vigor, y los que puedan concluirse en el futuro, deben servir para establecer una estrecha interacción entre los centros universitarios y educativos de nuestros dos países. En este sentido, España se felicita del alto número de estudiantes de lengua española en Uzbekistán.

Señor Presidente,

Los intercambios entre nuestros dos pueblos tienen ante sí un largo y prometedor camino. La distancia geográfica no puede ser ya un obstáculo para unas relaciones que españoles y uzbekos deseamos fructíferas y estrechas.

Durante la reciente Presidencia española de la Unión Europea, España pudo mejorar su conocimiento de la realidad de Uzbekistán y contribuir al fortalecimiento de las relaciones con la Unión Europea. Estoy seguro que este prometedor impulso continuará en el futuro próximo para consolidar la cooperación en los campos de interés común.

Con este firme propósito, levanto mi copa para brindar por la ventura personal de Vuestra Excelencia y de la Señora de Karimov, por el futuro de la amistad hispano-uzbeka y por la prosperidad del noble pueblo de Uzbekistán.

Muchas gracias.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+