Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en la Real Academia de Ciencias Económicas y Financieras

Barcelona, 16.02.2004

M

uchas gracias, Señor Presidente, por sus amables palabras. Me alegra poder visitar la sede de esta Real Academia, y compartir el espíritu de generosidad y buen sentido que inspira las actividades de esta docta Corporación.

Una Corporación marcada por una larga tradición de rigor intelectual, que desde Cataluña sirve al bienestar y progreso colectivo de España entera.

Una cualidad que valoramos, especialmente en un tiempo en el que es preciso promover el aliento humano y el esfuerzo científico para poder aprovechar las oportunidades y superar los retos del mundo de hoy en beneficio de todos.

No es por casualidad que la sede de esta Real Academia radique en esta gran ciudad de Barcelona, tan querida para mí y para toda mi Familia.

Aquí nacieron vuestros precursores en las enseñanzas e investigaciones que alumbraron nuestra industrialización y supieron escribir un capítulo esencial de la historia económica de España.

Y aquí han trabajado tantos economistas prestigiosos, que resolvieron muchas encrucijadas fundamentales para el desarrollo económico y social de España y de todos los españoles.

Vemos con simpatía vuestra lealtad a un patrimonio, que expresa con concisión el emblema de vuestra Academia, al vincular tradición y realidad, y el debate científico con las necesidades colectivas de cada momento.

Los economistas agrupados en su seno habéis sabido ejercer vuestra tarea conscientes de vuestros deberes hacia la colectividad, un rasgo distintivo del carácter de los catalanes y que se ha manifestado en todos los ámbitos: desde el de la familia y el trabajo, hasta los de las instituciones, la empresa y la cultura.

El servicio a los intereses comunes que predicáis es también la clave de la Cataluña moderna, la que crece y prospera para orgullo de la Corona y de todos los españoles. Una Cataluña a la que quiero expresar todo el afecto y admiración que merece por su indudable aportación a nuestra grandeza y proyección colectivas.

Una Cataluña que ha sabido siempre potenciar la iniciativa y creatividad de sus individuos y agentes sociales, multiplicando su competitividad y eficacia, e insertándolas en el horizonte más amplio de la "Espanya gran".

Valoramos el deseo de esta Real Academia, que nos ha transmitido vuestro Presidente, de incorporarse al Instituto de España, desde su voluntad y vocación de seguir trabajando al servicio de nuestra sociedad y de todos los españoles.

Enhorabuena a cuantos os reunís en esta Real Academia de Ciencias Económicas y Financieras, y ponéis vuestros talentos al servicio de nuestros conciudadanos, con mi gratitud por vuestra labor y mejores deseos de éxito para el futuro.

Muchas gracias.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+