Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en la conferencia del Sr. Bill Gates

Universidad de Oviedo, 09.11.2006

H

ace apenas quince días, cuando celebrábamos en esta querida ciudad de Oviedo la ceremonia tan emotiva, tan señera y tan cargada de simbología en la que tuve el honor y el privilegio de entregar los Premios Príncipe de Asturias concedidos por nuestra Fundación, en su 26ª edición, recibió el Premio de Cooperación Internacional la Fundación Bill y Melinda Gates, por su extraordinaria generosidad y por su valioso ejemplo en la ayuda a los seres humanos más necesitados del planeta.Hoy nos complace mucho recibir, en esta biblioteca de la Universidad ovetense, al Señor Bill Gates; al que agradezco su deseo de visitar Oviedo y pronunciar una conferencia acerca de la gran labor que desarrolla su Fundación, y en ella su familia.Gracias al Rector y a la Universidad de Oviedo por su hospitalidad para acoger la celebración de este acto.Tengo así la enorme satisfacción de poderle dar mi más cálida bienvenida a España, y más concretamente a Asturias, cuya milenaria Historia conforma una de las más hondas y vitales raíces de la cultura española. Una tierra, por ello, abierta y comprometida con la hermosa aventura de la Humanidad por alcanzar un mundo mejor, consciente de que el verdadero progreso se alcanza mediante la formación, la educación y la cultura, junto al noble empeño por alcanzarlo de los hombres y mujeres de todo tiempo.En su emotivo discurso del pasado día 20 de octubre en el Teatro Campoamor, William Gates, padre, que vino acompañado por su esposa Mimí Gates, proclamó el valor infinito de la vida humana, de todas y de cada una de las vidas humanas, destacando, asimismo, el compromiso de España con diversos programas de investigación y cooperación para el desarrollo en el mundo, en particular en el África Subsahariana. Un buen ejemplo del espíritu solidario de los españoles, de su preocupación por los más desfavorecidos y por resolver las situaciones de injusticia que afectan a tantos seres humanos. Gracias Señor Gates por recordarlo nuevamente hoy en su intervención.La Fundación Príncipe de Asturias, así como la Fundación Bill y Melinda Gates coinciden, pues, en subrayar que la pobreza en el mundo y sus consecuencias, son ante todo un problema de profunda e inaplazable dimensión humanitaria. Y que, sólo asumiendo plenamente esta perspectiva, cobran todo su valor los medios de que disponen las instituciones públicas y privadas, las ciencias económicas y la tecnología para hacerles frente.Nuestra Fundación y los Premios Príncipe de Asturias constituyen un símbolo de esta España moderna y solidaria, que reconoce el mérito y el talento, el esfuerzo individual y el colectivo, y que promueve valores universales como la libertad y la justicia. En definitiva, alientan el ejemplo de personalidades e instituciones que se distinguen por su esfuerzo concreto en favor de la creación y del ser humano, por su entrega a los demás o por su aportación a la sociedad.En este camino, merecen nuestro más pleno reconocimiento y respaldo cuantos esfuerzos se dirijan a poner fin a la pobreza extrema y a sus consecuencias: el hambre, las enfermedades, la inseguridad y el dolor que provocan. Conmueven nuestras conciencias; y a todos nos incumbe la responsabilidad de avanzar por dicha senda.Una palabra define mejor que ninguna otra nuestra tarea: la esperanza que nos alienta a trabajar para conseguir un mundo mejor para todos. Y es precisamente la esperanza, la que contemplamos en los ojos de tantos niños y niñas en todo el mundo, la que nos inyecta mayor energía y determinación para perseverar en nuestro camino.Muchas gracias.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+