Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real la Infanta Doña Cristina en el Acto Institucional de inauguración del IX Centenario de la Fundación de El Burgo de Osma

Soria(El Burgo de Osma), 04.05.2001

M

uchas gracias, señor Alcalde, por sus palabras, y a la Corporación municipal y pueblo burgense por el cariñoso recibimiento que nos ha dispensado, y al que correspondo con mi afecto más sincero.

Con verdadero agrado he aceptado la invitación de venir a El Burgo de Osma para presidir los actos de inauguración del noveno centenario de su fundación.

Sé que guardáis con orgullo los testimonios de vuestro brillante y glorioso pasado. No sólo desde el año 1101, fecha que hoy recordamos y que marca el punto de arranque de este solar urbano, sino desde mucho antes, con Úxama y Osma, preludios de este hábitat que empezó siendo un modesto arrabal, y se convirtió, con el discurrir de los tiempos, en una población de mayor entidad que sus antecedentes.

Su Catedral, es testimonio esplendoroso del origen episcopal de esta villa, cuya historia comienza con la señera figura de su fundador, San Pedro de Osma, a quién está dedicado el monumento que voy a inaugurar.

Las murallas, la Universidad de Santa Catalina, la iglesia de Santa Cristina en la que se veneran los restos de la santa titular, homónima mía, el Convento del Carmen, el Hospital de San Agustín, el Real Hospicio, el Seminario o el tipismo de calles y plazas evocan y recuerdan ilustres personajes y episodios que han forjado la realidad de esta ciudad episcopal.

Pero lo más importante de estos singulares testimonios de un pasado floreciente es que no son reliquias, sino estímulos de un trabajo con el que os habéis ganado el derecho a sentiros satisfechos por los avances y progresos que vuestro municipio ha experimentado gracias al empeño, la ilusión y el esfuerzo de todos y por las nuevas perspectivas, las realidades y los proyectos que se abren ante vosotros.

Quiero expresar aquí, en la Casa de todos los ciudadanos de El Burgo de Osma, mi reconocimiento a ese esfuerzo y alentaros para que mantengáis la ilusión en el futuro. Sólo echando la vista atrás podréis reconocer la importancia del camino recorrido en estos novecientos años y tomar conciencia de la trascendencia que ha tenido la confianza que habéis demostrado en vuestras propias fuerzas y capacidades.

Si, como consecuencia de estos nueve siglos de existencia, paseando por calles y plazas, bajo soportales o a cielo abierto; en El Burgo de Osma se respira el aroma de los siglos y se percibe el poso de su historia, no es menos cierto que su historia sigue viva.

Pues la impresionante riqueza monumental y urbanística que atesora, testigo de ese esplendoroso pasado y admiración de todos sus visitantes, no impide que El Burgo sea una ciudad moderna, que ha sabido crecer sin merma de su belleza artística y manteniendo el carácter afable y hospitalario de sus gentes. A todo ello es preciso añadir la amenidad de su entorno natural y la posibilidad de disfrutar en fechas señaladas de atractivos espectáculos, fiestas, ritos y tradiciones.

Lugar idóneo para el desarrollo industrial, cultural y deportivo, El Burgo de Osma está preparado para afrontar, con talante joven y emprendedor, los retos de hoy y mañana, y a seguir adelante por la senda del progreso.

En los inicios de este nuevo milenio, El Burgo echa la vista atrás, sin detenerse en su camino, para reconocer sus raíces y rendir homenaje a su pasado oteando a la vez los claros horizontes de un porvenir esperanzador.

Quiero que nuestra presencia en este Salón de Plenos sirva para trasladaros un mensaje de aliento y para desearos que logréis resolver los retos y alcanzar las ilusiones con que os preparáis a construir el apasionante siglo XXI que acabamos de abrir, y sus nuevas oportunidades y proyectos.

Podéis estar seguros de que no os faltará nuestro apoyo en esta noble tarea.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+