Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en la Gala del Deporte Conmemorativa del Centenario del Diario "Mundo Deportivo"

Barcelona(Palacio de Congresos de Cataluña), 31.01.2006

P

er a començar les meves paraules, voldria, en primer lloc, expresar-vos, en nom de la Princesa i en el meu propi, la nostra gratitud als organitzadors per la seva amabilitat de convidar-nos a presidir aquesta Gala conmemorativa del Centenari del Mundo Deportivo. Estem feliços per poguer ser avui ací,  participar en aquesta celebració i acompanyar-vos en aquesta efemèride. Sóm conscients del seu significat per a vosaltres i un ampli sector de la societat catalana. Per això, us volem felicitar i afegir-nos de tot cor a la vostra alegria.

La nostra presència en aquest acte ens omple, també, d?especial satisfacció, perque ens permet reiterar el nostre afecte per Barcelona i Catalunya.

Barcelona i Catalunya són un exemple de modernitat i vitalitat, impulsades per la seva rica tradició cultural i per una societat dinàmica. La celebració d?aquest acte confirma, una vegada més, que Barcelona és una de les grans capitals de l?activitat editorial i esportiva a Espanya.

Mundo Deportivo es un ejemplo de cómo hacer eficaz la conjunción entre los valores acumulados por la historia y los que abren camino al porvenir. Apareció coincidiendo con la irrupción del deporte como fenómeno social. Tan sólo habían transcurrido 10 años desde la celebración de los primeros Juegos Olímpicos de la era moderna en Atenas 1896. En España, y particularmente en Cataluña, el deporte se desarrolló en sus comienzos como resultado de la revolución industrial; y pronto pasaría a ocupar el tiempo libre de muchos ciudadanos. Su auge espectacular en el último tercio del siglo XX, y ya definitivo en el mundo globalizado de nuestros días despeja cualquier duda respecto de la importancia que tiene para nuestra Sociedad. Las grandes citas deportivas son seguidas por cientos de millones de personas de los cinco continentes, gracias sobre todo al impulso de la televisión, uno de los mejores aliados del deporte en la difusión de sus diferentes disciplinas; y también gracias a los patrocinios, que aseguran la organización de tantos eventos de enorme coste.

Aquel periódico sobrio en formato sábana que empezó a circular en 1906 poco se parece al atractivo diario de nuestros días, más manejable y con amplia presencia del color, la fotografía y las firmas especializadas. Pero debemos reconocer que aquellos pioneros de la prensa deportiva supieron, con su entusiasmo, compensar la precariedad de sus medios.

Hoy, Mundo Deportivo es un diario de prestigio, tecnológicamente mucho más complejo, pero que encara su segundo siglo con el mismo compromiso de independencia y la aplicación escrupulosa de la primera regla del deporte ?el juego limpio-, que animó a sus fundadores.

El deporte es escuela de convivencia y, por ello, resulta imprescindible que los medios de comunicación fomenten los valores que conlleva, y que deben permitir una sociedad más sana y más cívica, más allá de los resultados deportivos. Me consta que esos son los valores que promueve cada día editorialmente Mundo Deportivo.

 Os animo a perseverar en este camino hacia el futuro, porque el deporte ?en sus variadas vertientes como actividad cultural, física o de entretenimiento- es un importante factor de integración y convivencia que debemos cuidar y preservar en nuestras sociedades, cada vez más complejas.

El deporte disfruta en España de una salud excelente; cada vez son más los clubes, los equipos, y los deportistas individualmente, que destacan en el ámbito nacional e internacional en sus diversas disciplinas. Hoy nos acompañan muchos de estos hombres y mujeres que, con sus gestas, nos han emocionado, motivado y entusiasmado. Nuestro agradecimiento se dirige también a ellos, no sólo porque su sacrificado esfuerzo y afán de superación son motivo de orgullo para todos, sino también porque representan un ejemplo especialmente para la juventud.

Finalment, vull reitarar la nostra felicitació a tots aquells que han fet, i continuen fent cada dia, que Mundo Deportivo sigui aquest diari centenari però modern, un notari de tot allò que passa al món de l?esport, i que és capaç de transmetre als seus lectors el sentiment que anima a tots aquells que ho practiquen. Enhorabona a tots els directius, gestors, periodistes, treballadors i lectors per aquests cent anys de vida de Mundo Deportivo, en el qual reconeixem una llarga trajectòria viscuda amb l?esperit sa que inspira l?esport i en comuna amistat amb la gran família esportiva espanyola.

Moltes gràcies.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+