Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey a la milicia al imponer las fajas de Estado Mayor

Madrid, 09.03.1981

C

uando nuevamente nos reunimos en esta Escuela para solemnizar la culminación de los estudios y la preparación de una nueva promoción de Estado Mayor, quiero que mis breves palabras sean fundamentalmente de felicitación.

Felicitación a los que forman parte de esta setenta y siete promoción por haber alcanzado la formación profesional que os capacita para ejercer una importante función dentro del ejército.

Felicitación también a los compañeros de los Ejércitos extranjeros que han obtenido el diploma de Estado Mayor, con la doble significación que encierra de la amistad entre militares de distintos países y de perfeccionamiento técnico.

Y felicitación asimismo a la dirección, profesorado y personal auxiliar de este Centro, por su esfuerzo y por los brillantes resultados que a través de los años mantiene y acredita.Y felicitación, en fin, a vuestras familias, que hoy celebran junto a vosotros la superación del curso, porque han participado durante un largo período en el sacrificio diario.Poco más he de deciros en este día que encierra la satisfacción de una obra terminada, pero también la preocupación por una importante misión que comienza.

Vivimos momentos en que es preciso efectuar profundos ejercicios de reflexión.A todos os pido que os entreguéis a vuestro servicio con entusiasmo. Pero pensad siempre que el entusiasmo del corazón debe ser filtrado a través de una mente fría y serena, que permita pensar en los resultados de la acción y en sus consecuencias.

Y al terminar mis palabras reiterando a todos mi felicitación cordial, insisto una vez más en pediros vuestra disciplina, vuestro espíritu de sacrificio y vuestra unidad para conseguir unas Fuerzas Armadas eficaces y sólidas que merezcan la admiración de España y sepan siempre mantener la paz y el respeto a la ley, con un comportamiento ejemplar como el que en fechas recientes han observado para bien de nuestra patria.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+