Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey al Congreso Superior de las Cámaras Oficiales de Comercio, Industria y Navegación de España

Madrid, 21.04.1993

S

eñor Presidente, señores Presidentes de las Cámaras, señoras y señores, con este pleno extraordinario iniciáis hoy una nueva etapa de vuestra historia centenaria y con agrado he acudido a vuestra cita para felicitaros y saludar con vosotros la Ley de Bases de las Cámaras que ha sido aprobada por las Cortes el pasado día 11 de marzo.

Una nueva normativa que he sancionado con el convencimiento de que viene a consolidar y actualizar vuestras instituciones, preparándolas para asumir los numerosos e importantes retos con que se avecina el nuevo siglo.Las consolida porque la ley clarifica su carácter representativo de los intereses generales del comercio, la industria y la navegación, dotándolas de los medios adecuados para el ejercicio de esas funciones.

Las actualiza al orientar el núcleo principal de sus actividades hacia la solución de algunos problemas fundamentales con los que se enfrenta la economía española para poder continuar con su modernización.Atravesamos un período de dificultades económicas y nadie mejor que vosotros, empresarios, puede atestiguarlo.

La apertura progresiva de la economía española tiene ventajas evidentes como ha puesto de manifiesto nuestra historia más reciente, pero también nos somete a la influencia de la coyuntura internacional que en estos momentos se presenta con serios problemas de reajuste y con una débil tasa de crecimiento de la actividad económica.

Soy consciente de las dificultades por las que atraviesan vuestras empresas y estoy seguro de que también compartís conmigo una gran preocupación por los miles de familias que se encuentran con problemas por carecer de un puesto de trabajo.Las soluciones no son fáciles pero existen y deben ser contempladas enmarcándolas en nuestros compromisos para avanzar en la Unión Europea, junto a nuestros socios de la Comunidad.

Decía al principio que la nueva ley os empuja hacia el futuro: un futuro que viene definido por la inserción de nuestra economía en un mercado único europeo que a su vez se integra cada día más con la economía mundial. De ahí deriva la importancia de las actividades relativas a la promoción del comercio exterior que os asigna la nueva ley y de esas coordenadas emanan las nuevas necesidades en materia de formación, donde toda actividad tendrá una incidencia muy directa en nuestros jóvenes.

En ambas funciones las cámaras están llamadas a desarrollar un gran papel.Estoy seguro que desde las cámaras estáis dispuestos a asumir estos retos y, si me felicito con vosotros ante la nueva etapa que hoy se abre, es porque estoy convencido de que, una vez más, estaréis a la altura de nuestras esperanzas.Se levanta la sesión.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+