Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en la clausura de los actos conmemorativos del 40 aniversario de la Asociación para el Progreso de la Dirección

Madrid, 14.10.1996

Q

uiero en primer lugar expresar mi satisfacción por encontrarme de nuevo con vosotros para presidir este acto conmemorativo del cuadragésimo aniversario de la Asociación para el Progreso de la Dirección.

Durante estas vuestra Asociación ha contribuido en forma destacada a la modernización y actualización de la función directiva en España.Al felicitaros por vuestra trayectoria dedico un recuerdo especial a cuantos la han hecho posible con su esfuerzo.

He escuchado con interés las palabras de vuestro Presidente, y especialmente las que se refieren a la proyección de futuro de esta Asociación.Veo con satisfacción que sois conscientes del papel clave que corresponde a los directivos españoles en el proceso de modernización de nuestra economía en general y de las empresas en particular.

Todos compartimos la convicción de que vivimos años cruciales para el futuro de España. La coyuntura en que nos movemos va a exigir de nuestros directivos una vigilante atención en los ámbitos que definen muy principalmente el ejercicio de su actividad: imaginación para avanzar eficazmente en un escenario de renovación, y capacidad para suscitar respuestas y colaboraciones positivas que confirmen y hagan viable su liderazgo.

Asumir las innovaciones que constantemente se presentan, tanto en el ámbito tecnológico como en el de la gestión, es una responsabilidad que específicamente os compete en un tiempo en que las soluciones tradicionales y comúnmente aceptadas revelan su insuficiencia para responder a los interrogantes del actual proceso de crecimiento.

Para traducir adecuadamente esta renovación a las circunstancias de nuestro propio entorno es preciso, además, articular en torno a ella las energías de los individuos y los grupos sociales, de modo que todos se sientan partícipes, y no meros destinatarios pasivos, de este proyecto, y a todos alcancen sus beneficios.

Ante este doble reto, quiero transmitiros un mensaje de aliento y animaros, tanto a vosotros los directivos como a los empresarios y trabajadores y a la sociedad en general, a integrar vuestras fuerzas y concertar vuestras legítimas diferencias en una tarea compartida que responda a nuestras necesidades y expectativas.

A este respecto, quiero destacar el alcance e importancia que para lograr estos objetivos tienen las instituciones que, como esta Asociación que hoy nos acoge, constituyen una plataforma idónea para plantear iniciativas, intercambiar experiencias y sentar las bases de una cooperación que es requisito fundamental para la construcción de un tejido empresarial y social sólido y flexible, capaz de canalizar nuestro avance hacia el siglo XX.

Tenéis una misión importante que cumplir. En esta fecha tan significativa os convoco a materializar vuestras esperanzas y edificar, con la ayuda inapreciable del activo que habéis acumulado en estos cuarenta años, el futuro de prosperidad y bienestar que todos deseamos.

Reiterando organizadores en él han clausurada la motivo del Asociación Dirección. mi felicitación a los de este acto, y a cuantos participado, declaro jornada celebrada con 40 aniversario de la Asociación para el Progreso de la Dirección.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+