Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en la asignación oficial del nombre "Rey Alfonso XIII" a la Brigada de la Legión

Almería(Viator), 20.09.1996

C

on alegría y satisfacción, asistimos la Reina y Yo a este entrañable acto en el que oficialmente se asigna el nombre de "Rey Alfonso XIII" a la Brigada de la Legión.

La constitución de una Gran Unidad de la Legión, con los apoyos de combate y logísticos correspondientes, amplía la potencia de la Legión al poder vivir y combatir con sus propios elementos durante un tiempo determinado.

Esta característica se une a la de las otras Brigadas, encuadradas en la Fuerza de Acción Rápida, para cumplir las obligaciones que la Constitución encomienda a las Fuerzas Armadas, a la vez que permite proyectar a nuestras tropas, dentro de las alianzas y organizaciones internacionales a las que pertenecemos, sobre cualquier parte del globo donde la injusticia, la opresión o el sufrimiento humano así lo demande.

Ante esta magnífica formación, que materializa la vieja aspiración del Ejército de disponer de una Brigada de la Legión, quiero exhortaros a todos a que cumpláis con vuestro deber, cada vez con mayor exactitud y espíritu de servicio.

A los que os encuadráis en Banderas, os encomiendo que mantengáis vuestro espíritu legionario de siempre, que os ha hecho acreedores a estar entre los mejores en el combate.

A los que con vuestra presencia, Artilleros, Ingenieros, Especialistas y Servicios, dais el carácter de Brigada a esta Unidad, os aliento para que os esforcéis, dando lo mejor de vosotros mismos, en alcanzar la alta meta que supone unir a vuestras gloriosas tradiciones las de la Legión, lo que sin duda supone elevar vuestro rendimiento a la mayor cota posible.

Caballeros legionarios de la Brigada "Rey Alfonso XIII": para ser útiles a la sociedad que os tiene encomendada su defensa, es necesario prepararse con toda intensidad en el trabajo diario; es en el esfuerzo de cada día, en el sacrificio continuo realizado con afán y esmero, donde se fragua el éxito de futuras acciones.

Vuestra actuación en labores humanitarias en la antigua Yugoslavia ya nos ha llenado de orgullo. Habéis mostrado al mundo cómo nuestras Unidades cumplen sus misiones con precisión, pero también con la gallardía y humanidad propia de nuestro pueblo. Pero no podemos detenernos en el pasado, hay que continuar y mantenerse permanentemente en condiciones de afrontar nuevos y quizás más difíciles retos.

A los que formáis hoy aquí, quiero mencionaros la deuda de gratitud que tenéis con el pueblo almeriense, que con tanto cariño os ha recibido.

Profundizad y arraigad las raíces que en esta Base de Viator dejaron las Unidades de nuestro Ejército que os precedieron, todas ellas cargadas de gloria y tradición sin par. Que la más hermosa interpretación del espíritu de compañerismo, la cooperación y ayuda mutua en todas las circunstancias, os lleve a mantener inmaculado el nombre de la Brigada. Velad, con verdadera devoción, para que en vuestras relaciones con las gentes de estas tierras de nuestra querida España, nunca se pueda poner en tela de juicio ese derecho que tenéis a unir a vuestro título de legionarios el de caballeros.

En el día de hoy, 20 de septiembre, aniversario de aquel otro en que un grupo de españoles, apasionados en el amor a su Patria, se ilusionaron por la creación de unas Unidades dotadas de un especial valor y un acusado desprecio del riesgo, felicito a los componentes de los otros Tercios de la Legión. A todos, mi cariñosa felicitación en vuestra más significada celebración, que se puede considerar la mejor muestra del celo con el que guardáis vuestra preciada tradición.

Como Jefe supremo de las Fuerzas Armadas os pido fe en el futuro, rigor en el cumplimiento de las obligaciones y, sobre todo, amor sin límites a nuestra Patria.

Ahora y para sellar este compromiso "Caballeros legionarios, con el gorrillo en la mano izquierda y el brazo en alto, gritad conmigo: Viva España. Viva la Legión".

 

 

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+