Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en el Consejo de Ministros

Palma de Mallorca, 30.08.1996

A

l presidir, por primera vez, un Consejo de Ministros con el nuevo Gobierno formado tras las últimas elecciones legislativas, permitidme expresaros a todos mi bienvenida y desearos los mayores aciertos y éxitos en vuestra trascendental tarea.

Estas reuniones con el Ejecutivo propician un intercambio muy útil de puntos de vista y me aportan una valiosa información directa sobre temas de actualidad y sobre vuestros proyectos y propósitos de futuro.

Creo que todos somos muy conscientes de que vivimos un momento por muchas razones decisivo y de que el horizonte próximo que se abre ante nosotros reclamará nuestras mejores energías y capacidades.

Los asuntos que serán objeto de vuestra atención y dedicación preferente inciden en áreas claves de la vida nacional. El crecimiento económico, con un énfasis especial en la creación de empleo, el bienestar social, la protección de las libertades individuales y la paz y la convivencia democrática, estarán en el eje de vuestras preocupaciones.

En particular, los objetivos que, a plazo fijo, España desea alcanzar en el seno de la Unión Europea, exigirán decisiones importantes por parte del Gobierno y un esfuerzo considerable de todos los ciudadanos. Son objetivos ambiciosos que requieren, junto a un planteamiento riguroso, generosidad y altura de miras. La magnitud de lo que está en juego debe servir de estímulo a todos los sectores de la sociedad para unir nuestras fuerzas y lograr los resultados esperados.

Se han dado pasos importantes en el combate contra el terrorismo, aunque su dialéctica de muerte sigue desgraciadamente viva. No tengo duda ninguna de que, con los recursos que nos proporciona el ordenamiento jurídico democrático, la unión de todas las fuerzas políticas y el compromiso de toda la sociedad, unidos a la política firme y serena del Gobierno y a la acción eficaz de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, acabarán relegando al puesto que les corresponde en nuestra vida nacional, el de un macabro recuerdo, a quienes, temerosos de la libertad, solo saben responder a las ideas con la fuerza y a la razón con el fanatismo.

Conozco el potencial de ilusión y de entusiasmo con el que asumís vuestras responsabilidades de gobierno. Quisiera que esta reunión que hoy celebro con todos vosotros sea expresión simbólica de mi apoyo y estímulo a la labor que tenéis institucionalmente encomendada al servicio de los más altos intereses de España.

Muchas gracias. Puede comenzar la reunión del Consejo.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+