Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en el acto de inauguración del XIX Congreso de la Unión Internacional de Arquitectos

Barcelona, 03.07.1996

A

l iniciar mis palabras quiero ante todo transmitir mi saludo a todos los participantes en este Congreso de Barcelona, y desear a los congresistas extranjeros una feliz estancia en nuestro país.

Deseo también destacar la oportunidad de este encuentro de arquitectos de todo el mundo para tratar de su profesión en relación con cuestiones tan importantes como el alojamiento humano y la ciudad, en la perspectiva inmediata del cambio de siglo.

Celebro que esta cita tenga lugar en España, donde el patrimonio arquitectónico se manifiesta con singular variedad y riqueza, y en esta ciudad, cuyo paisaje urbano nos ofrece tan valiosos ejemplos de singularidad e innovación.

En un mundo caracterizado por contradicciones y desequilibrios demográficos, económicos y culturales, y preocupado por los síntomas de desintegración de los modelos de organización y los valores de la convivencia, todos debemos sentirnos comprometidos en la tarea de buscar y apoyar los caminos y las fórmulas más eficaces para construir un mundo nuevo y más humano.

A vosotros os corresponde especialmente definir un escenario en que puedan desarrollarse adecuadamente las iniciativas individuales y relaciones sociales.

El proceso de creciente urbanización en el que vivimos os señala un papel primordial e ineludible en esta tarea, mediante un proyecto de ordenación racional e imaginativo del espacio habitable, en el que las técnicas estén al servicio del hombre.

En este sentido, la ciudad plantea a la arquitectura una serie de interrogantes en ámbitos tan fundamentales como el derecho a la vivienda, el trabajo, la sanidad y la educación, así como a la calidad de las ofertas y servicios culturales, deportivos y sociales, y a la dimensión ecológica que hoy impone todo modelo de desarrollo sostenido.

Con la capacidad de innovación y el rigor profesional que os caracteriza, estáis en las mejores condiciones para definir respuestas idóneas a estas exigencias.

Los nombres prestigiosos que van a dirigir y tomar parte en vuestros debates, la participación en esta reunión de profesionales de áreas tan sugestivas como el Sudeste asiático, Sudamérica y el mundo islámico, convierten a este Congreso en una plataforma privilegiada de intercambio y experiencias.

Además, con la atención que vais a dedicar a temas tan actuales como la nueva concepción de los espacios públicos y la importancia de los nudos y flujos de comunicación, asumís resueltamente el camino hacia un urbanismo que responda a las exigencias de un crecimiento humanizado.

Junto con mi felicitación a los organizadores y anfitriones de este encuentro, os expreso mis mejores deseos de éxito en vuestras deliberaciones, que estoy seguro van a corresponder al ambicioso empeño de la Unión de la que sois miembros y a la confianza que a todos nos merecen vuestra competencia y compromiso.

Queda inaugurado el decimonoveno Congreso de la Unión Internacional de Arquitectos.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+