Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en el acto de inauguración del Telescopio "Galileo"

Santa Cruz de Tenerife(Isla de la Palma), 29.06.1996

Q

uiero ante todo expresar mi satisfacción y la de la Reina al presidir este acto, y agradecer su asistencia a los ministros y delegaciones científicas de los países que comparten esta gran empresa astrofísica.

Su presencia es el mejor testimonio de las amistosas relaciones y eficaces compromisos en que se funda muy especialmente esta obra.

Hace once años, cuando inaugurábamos solemnemente, en compañía de los más altos dignatarios de varios países europeos, estos observatorios del Roque de los Muchachos y del Teide, dijimos que el objetivo básico era "colaborar desde la paz y la fecundidad del trabajo científico al progreso de la humanidad".

Hoy comprobamos con agrado el cumplimiento de este propósito. Cada día son más los países y las instituciones que participan en estos observatorios, siendo el entendimiento y la cooperación científica y técnica cada día más estrechos y más fructíferos. Muchos de los descubrimientos realizados desde aquí son de los que, sobrepasando los círculos científicos, dan la vuelta al mundo a través de los medios de comunicación.

Aquella fecha convirtió de hecho a Canarias en el Observatorio Norte Europeo. Los acuerdos de Cooperación Astrofísica hacían posible este milagro científico que el recién creado IAC pilotaría con prestigio mundial.

Entonces, como ahora, nos impresionó la experiencia que supone contemplar, al mismo tiempo, el cielo de Canarias y la realidad de su tierra. Desde esta atalaya constatamos el acierto de definir a Canarias como las Islas Afortunadas. Cuantos llegamos a ellas, valoramos especialmente la fortuna de visitarlas y de encontrarnos con sus gentes.

Fortuna es, sin duda, ser testigos del avance científico y técnico, que nos congrega en esta visita. Hoy nos encontramos en la sede del Observatorio del Roque de los Muchachos, en La Palma; mañana estaremos en el Observatorio del Teide, en Tenerife.

Vivimos en una época de cambios y convulsiones muy importantes para el futuro de la Humanidad y de nuestro planeta, que subrayan la necesidad de la cooperación y la interdependencia.

Así debe ¡interpretarse el conjunto de importantes instalaciones situadas en estas Islas y en particular las nuevas incorporaciones que ahora inauguramos oficialmente: el Telescopio Nacional italiano GALILEO, para observar el cielo nocturno, y el Telescopio THEMIS, para el estudio del campo magnético solar.

Celebramos estas espléndidas realizaciones, conseguidas mediante aportaciones sucesivas de varios países y que abren nuevos cauces para la mejor observación del Universo.

Los proyectos concretos que hoy se hacen realidad revelan la categoría científica de Italia y Francia en el campo de la Astronomía, y avalan la confianza depositada en España, a través del Instituto de Astrofísica de Canarias.

Como acaba de manifestar en sus palabras la Ministra de Educación y Cultura, España tiene vivo interés en la investigación y desarrollo, como punta de lanza del progreso. Al contemplar estos avances en el ámbito de la Astrofísica, podemos estar seguros de que el empeño cuaja en frutos que tienen el reconocimiento de la comunidad científica internacional.

Nuestra ciencia avanza hacia el futuro, y lo hace aliada con otros países que aquí tienen una presencia señera, en un afán mancomunado que, sin duda, propiciará nuevos e importantes descubrimientos al servicio de la sociedad en que vivimos y el futuro que deseamos.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+