Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Brindis de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en la cena con el Sector Turístico

Illes Balears(Palma de Mallorca), 09.05.2005

B

on vespre a tothom,

En el programa de nuestra Visita Oficial de cinco días a esta muy querida Comunidad de las Illes Balears, deseábamos dedicar, como es lógico, una atención muy particular a la realidad socioeconómica de este maravilloso Archiplélago, conocer de cerca sus principales actores y realizaciones, y adentrarnos en sus proyectos y preocupaciones.

Para ello, nada mejor que comenzar con este encuentro, con el importante mundo del sector turístico balear que celebramos en la espléndida Escuela de Hostelería, nuestros amables anfitriones esta noche. Todos vosotros lo sabéis bien, y quizás me quede corto al decir que el turismo es un sector de enorme peso específico, no sólo para las Islas sino también para la economía española en general, e incluso para la europea. En nuestro caso, ese peso - y el éxito que conlleva - ha sido forjado entre varias generaciones con ejemplar laboriosidad y una capacidad de iniciativa en gran parte responsable del sostenimiento de vuestro modelo. Representáis a un sector que hoy se alza a un mismo tiempo como punto de referencia obligado de nuestra economía y también como modelo al servicio del desarrollo de otros muchos países en donde también está presente.

De ahí la satisfacción que la Princesa y yo sentimos al poder compartir esta velada con destacados representantes y miembros de un colectivo de profesionales de primer orden, que han sabido convertir a las Islas Baleares en un destino turístico de primera magnitud, de incontestable solera y de profundo atractivo para visitantes de procedencias y preferencias muy diversas. Unos profesionales, en suma, que han contribuido con especial protagonismo a la modernización y desarrollo de esta Comunidad Autónoma y, por tanto, también a la creación de una España cada vez más cosmopolita, abierta y competitiva.

Os agradecemos sinceramente esta oportunidad de darle el énfasis que corresponde a vuestra labor, de aprender un poco más junto a vosotros en la reunión que acabamos de realizar; y os agradecemos también el afecto que en todo momento recibimos de vuestra parte.

El contacto con esta Escuela ha resultado particularmente elocuente de la pujanza del sector en las Islas y de la alta profesionalidad con que las nuevas generaciones se están formando. Una Escuela que, según se afirmó con motivo de su décimo aniversario, se dedica a "enseñar hospitalidad", esa preciada y generosa hospitalidad de las Islas que tanto valoramos. La dedicación a las tareas de formación y especialización constituye, sin duda, una muestra de clarividencia, pues representa una garantía de futuro para una actividad que está viviendo profundas transformaciones. Además, ya sabéis que una buena formación siempre resultará en una mejora de la calidad en el servicio; y eso en una mayor satisfacción del cliente...¡Y para qué seguir sobre las bondades que son tan evidentes! Tan sólo, para felicitar a la Escuela por su esfuerzo y empeño tan bien orientado.

Quiero también dedicar nuestro más sincero reconocimiento hacia el espíritu emprendedor, esfuerzo constante y prolongado liderazgo que este Archipiélago ha sido capaz de alumbrar en materia turística. Pero esa felicitación no puede restringirse únicamente a la capacidad que ha demostrado hasta la fecha el sector turístico balear para producir riqueza y empleo; para potenciar, en definitiva, el progreso económico y social de esta tierra.

Sé que sois bien conscientes de los desafíos que plantea el proceso de transformación estructural que está experimentando la industria de los viajes en todo el mundo y las dificultades coyunturales registradas de un tiempo a esta parte en la escena internacional. Los vertiginosos cambios de las sociedades más modernas y desarrolladas -vivero de nuestra demanda de bienes y servicios turísticos- imponen una respuesta en la que confluyan flexibilidad y capacidad de adaptación por parte de nuestra oferta. Aquí, la necesidad de renovación permanente y la cooperación entre la iniciativa privada y las diversas Administraciones resultan de enorme importancia.

Os animo a perseverar en vuestro loable afán por volcar nuevas energías en la innovación, en la formación, en la calidad, en la creatividad, en la diferenciación de recursos, en la prospección de nuevos mercados hasta ahora insospechados, en la puesta en valor del singular patrimonio histórico-artístico de estas Islas y, en fin y muy especialmente, en la protección del medioambiente; es éste un valor crecientemente apreciado en los países que constituyen nuestros mercados tradicionales y, particularmente, entre las nuevas generaciones. El medioambiente es en definitiva el que nos soporta a todos, nuestro disfrute, nuestro negocio y nuestra vida. Cuidémoslo, convencidos de que sólo así nos podrá sostener en el futuro.

Estoy convencido de que vuestro esfuerzo y empeño de renovación constante redundarán en la consolidación del futuro de esta actividad. Una actividad siempre apasionante y compleja, en la que convergen múltiples disciplinas; una actividad dominada también por la creciente competitividad y la globalización promovida por el desarrollo de los transportes, cada vez más seguros, eficaces y asequibles.

En suma, contemplamos con especial orgullo el espectacular crecimiento del sector turístico balear en las últimas décadas así como su disponibilidad para afrontar con decisión las innovaciones que esta hora reclama. De ahí la deuda de gratitud que todos tenemos contraída por su substancial contribución al desarrollo socioeconómico del Archipiélago.

La Corona se siente muy cercana a toda actividad que genere empleo y riqueza, que promocione los valores sobre los que se asienta nuestra imagen internacional, ese activo intangible que se concreta en el desarrollo experimentado por el concepto "Marca España", al que se asigna la idea de calidad y que tantas concomitancias tiene con nuestro país como destino turístico. En esa tarea bien sabéis que contáis siempre con mi entrega y con mi compromiso personal al servicio de la promoción y desarrollo de la industria turística española, desde esa vocación e ilusión por servir a España que felizmente ahora también comparte conmigo la Princesa. Amb aquest anhel, alç la meva copa, en nom també de la Princesa, en honor dels homes i les dones d'empenta d'aquestes illes que han treballat, amb dedicació i seny, perquè el turisme generi prosperitat i benestar per al conjunt de la societat balear i espagnola.

Moltes gràcies.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+