Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en la celebración del Día Mundial de la Cruz Roja y la Media Luna Roja

Huesca, 07.05.1996

U

n año más, la Reina y Yo hemos querido compartir con vosotros el Día Mundial de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, haciendo propios vuestros anhelos de alcanzar un mundo globalmente, próspero y en concordia.

La trayectoria histórica de Cruz Roja refleja sin fisuras la sólida convicción en el ideal humanitario y la constancia en el compromiso solidario de sus voluntarios. Su fructífera entrega a los, demás tiene un significativo exponente en estos cien años de labor de la Asamblea de Huesca.

Los encomiables objetivos de Cruz Roja y Media Luna Roja, sintetizados en el lema "Dignidad para todos; Erradicar la pobreza" merecen y requieren la generosa respuesta de todos.

Afortunadamente, cada vez son más numerosos y más activos los que albergan auténticos deseos de paz y convivencia justa. Desde la óptica de la solidaridad generalizada, se puede vislumbrar un horizonte más esperanzador, que debe animarnos a seguir aunando y coordinando todos los esfuerzos en este sentido y a promover, a la vez, nuevas incorporaciones desde todos los ámbitos. De está forma; articularemos una respuesta amplia y unánime contra la intolerancia y el egoísmo.

La dramática situación de millones de seres humanos sigue reclamando apremiantemente un apoyo suficiente a cuantas organizaciones e instituciones se esfuerzan en resolver, día a día, las realidades de violencia, miseria y marginación. De no ser así, las posibilidades de desarrollo personal y comunitario preciso para la consolidación de la convivencia pacífica que deseamos, continuarán seriamente obstaculizadas y limitadas.

Las distinciones de Cruz Roja señalan a algunas de las instituciones y personas que han demostrado la utilidad y eficacia de su compromiso con ese objetivo. La Reina y Yo queremos felicitar a todos ellos, y recordar con vosotros l máxima generosidad de los que no están ya con nosotros.

La vigencia de todos los principios de Cruz Roja y Medía Luna Roja, pero especialmente aquellos que se refieren a la humanidad, imparcialidad, neutralidad y universalidad en que basáis vuestro trabajo, nos hacen animaros a continuar en vuestro empeño, nada utópico como demostráis día a día, de mejorar el mundo.

Muchas gracias.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+