Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en el Ayuntamiento de Zamora

Zamora, 22.05.1997

E

xcmo.Señor Alcalde y Excma. Corporación Municipal,Excmo. Sr. Presidente, Autoridades,Señoras y Señores,

Correspondo con mi agradecimiento y afecto a esta generosa manifestación de bienvenida del Ayuntamiento y el pueblo zamoranos que acabo de recibir.

Para mí es una satisfacción visitar esta antigua ciudad, ungida de viejas leyendas y cuyo Casco Histórico, presidido por su impresionante Catedral, es un ejemplo de la importancia que dáis a vuestro patrimonio monumental y a su inserción en la vida cotidiana de modo que no sea sólo una reliquia en vuestro paisaje urbano. La incomparable Semana Santa zamorana es una muestra viva de esta simbiosis fecunda.

Sé que Zamora quiere crecer armónicamente y modernizarse como casa de todos y modelo de convivencia. Así lo demuestran no sólo el trazado y la vitalidad de vuestras plazas y calles, sino el cuidado que prestáis a su mejora medioambiental, mediante el cuidado y adecentamiento del rio Duero y el bosque de Valorio.

También, la preocupación por la cultura es uno de los índices más significativos de vuestro progreso, que en estos momentos cifráis en el Teatro Principal, el Patronato Baltasar Lobo, (que hace honor al gran escultor zamorano), y el proyecto del que será Museo Etnográfico Regional.

Bajo la máxima de que la educación es el manantial de la cultura. Comparto vuestra ilusión ante el porvenir de vuestro Campus universitario y su incidencia en el futuro profesional de la juventud zamorana.

Sois también cabecera de una región que se hace vinícola en Toro, bulliciosa e industrial en Benavente y sobrecogedora en la verde generosidad de Sanabria o en la humilde sobriedad y despojada belleza de las comarcas de Aliste y Sayago.

Sin olvidar la Zamora rural, en la que fundamentáis vuestro desarrollo a través de la agricultura, la ganadería y la industria agroalimentaria. Pero de todas estas fuentes de riqueza quiero destacar la del turismo, al que vuestros paisajes ofrecen incentivos incomparables, de los que son buen ejemplo las lagunas de Villafáfila que tuve la oportunidad de admirar esta misma mañana y los Arribes del Duero.

Este último señala un puente con Portugal, con el que compartís un conjunto de vivencias y de sueños que deben concretarse en la reactivación de las respectivas áreas transfronterizas - Tema particularmente importante ante el futuro europeo que tanto nos condiciona.

Para canalizar y materializar vuestro desarrollo es preciso que os esforcéis en convertir esta ciudad en un centro de servicios modernos y eficaces. Sé que lo conseguiréis mediante el trabajo coordinado de todas las instituciones y agentes sociales de Zamora y su provincia.

Estoy seguro de que seréis capaces de levantar el vuelo, como hacen las hermosas cigüeñas que anidan entre vosotros, apoyando con vuestro esfuerzo el futuro de España.

Este es mi deseo y el mensaje que hoy os dejo, junto con mi ánimo para que avancéis con ilusión en la tarea que os aguarda y no dudo sabréis afrontar.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+