Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en el Ayuntamiento de Valladolid

Valladolid, 20.05.1997

E

xcmo. Sr. Alcalde,Corporación MunicipalAutoridades, Sras y Sres.

Muchas gracias, señor Alcalde, por su bienvenida, y gracias también a los vallisoletanos por la cariñosa acogida que me han dispensado.

Me alegro de encontrarme con vosotros en esta hermosa ciudad, que con su habitual señorío despliega ante nosotros el paisaje de sus maravillosos monumentos, testigos de acontecimientos que, como el matrimonio de los Reyes Católicos o el nacimiento de Felipe II, marcaron el rumbo de nuestra historia.

Antigua Corte de las Españas, Valladolid se ha renovado al compás de los siglos en su tejido urbano y la vida y la obra de quienes la habitan, la explican o la recuerdan.

A las exigencias naturales de su crecimiento se unen hoy las que proceden de su condición de capital de Castilla y León.

A la luz de esta realidad se hacen comprensibles vuestras aspiraciones a una mejora constante de la calidad de unos servicios que deben garantizar un marco apropiado para la vida de los ciudadanos y sus relaciones.

El urbanismo, la sanidad y el transporte son sin duda elementos básicos de una convivencia satisfactoria. La industria y el comercio son los sectores que principalmente le dan vida y permiten mirar con confianza el futuro. La enseñanza, la cultura y las actividades deportivas y de ocio configuran a una ciudad moderna como centro de oportunidades para la promoción personal y social no sólo propia, sino del espacio en el que está situada.

Estoy seguro de que contáis con la experiencia y los recursos necesarios para encontrar soluciones a los problemas que os preocupan, y que hoy quiero conocer mejor y compartir con vosotros.

Me hago eco especialmente del contenido social que late en vuestras propuestas. Como toda ciudad, la vuestra es un organismo vivo, que necesita de todos sus miembros para realizarse y perpetuarse. Por ello su desarrollo ha de basarse ante todo en una mayor participación de sus habitantes, vinculándolos a un entendimiento del ámbito urbano como lugar de intercambio y encuentro, y escuchando sus iniciativas para hacerlo más compartido y habitable.

Con esta esperanza os convoco a seguir trabajando por Valladolid y dar nuevo lustre a esta ciudad de la que justamente estáis orgullosos.

 

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+