Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en la reunión de Consejeros Comerciales en Poznan.

Polonia(Poznan), 13.06.2000

M

e alegro  de haber asistido y poder clausurar esta reunión de Consejeros Económicos y Comerciales en los países de Europa Central candidatos a la adhesión a la Unión Europea. Gracias a las exposiciones que he escuchado conozco mejor los problemas y retos de esta región. Me ha interesado especialmente conocer la estrategia que España está desarrollando para intensificar sus relaciones con estos países y consolidar su presencia en sus mercados.

En el diseño y ejecución de esta estrategia, hemos de agradecer el gran esfuerzo que los países candidatos han desarrollado para reformar sus sistemas económicos, y la rapidez e intensidad con que se están adaptando a una economía de mercado, con un balance sin duda notable en muchos aspectos.

Los esfuerzos en materia de estabilización económica se han materializado en un marco mucho más favorable a la iniciativa privada. La ayuda bilateral y multilateral contribuirá decididamente a que un panorama macroeconómico favorable facilite las reformas estructurales necesarias para el incremento del bienestar económico y social de estos países.

España ha conseguido establecer lazos económicos y comerciales que promoverán intensos intercambios y mutuos beneficios. Me refiero sobre todo al comercio, las inversiones, y la presencia española en la ejecución de proyectos locales, es decir, a la cooperación institucional.

Aunque nuestra posición sigue siendo en algunos casos menos significativa que la de otros países de la Unión, de mayor tradición comercial en el área, la evolución de los intercambios apunta a un futuro francamente esperanzador. Somos conscientes del desafío que aceptamos con estos países, que serán de una parte importantes socios comerciales, pero también, en muchos sectores, nuestros principales competidores en el mercado europeo.

La Feria Internacional de Poznan de este año es un ejemplo a seguir en este sentido. El empresariado español ha mostrado un profundo interés por el mercado polaco, y nuestra oferta industrial se propone consolidar crecientes cuotas de mercado en esta economía en expansión.

En el ámbito del apoyo oficial, esta muestra es la actuación promocional más importante del programa del ICEX para el año 2000, y ofrece una respuesta adecuada al reto comercial de España en esta área.

Es claro que los países que hace pocos años eran mercados potenciales se han convertido hoy en oportunidades manifiestas. También que la experiencia española de adaptación al mercado comunitario puede ofrecer soluciones útiles a los países de esta área. He escuchado que este aspecto es objeto de especial atención y está dando lugar a interesantes proyectos de cooperación, que sin duda se intensificaran con la oferta de la Administración española de donar fondos para estudios de viabilidad de proyectos.

Ha sido un acierto reunir en un programa único nuestras actuaciones y medidas más eficaces. El Plan Ampliación constituye una importante fuente de información y permitirá a nuestras empresas reflexionar sobre las posibilidades que plantea la ampliación de la U.E. La Secretaria de Estado de Comercio destaca entre ellas el fomento de nuestras exportaciones, la identificación de barreras comerciales aún existentes, y la intensificación de contactos empresariales e institucionales.

Termino animándoos a todos a seguir desarrollando esta labor de cooperación con la empresa española en sus planes de implantación en los países de la Ampliación, que, con un profundo acervo cultural y un elevado nivel educativo y técnico, ofrecen inmejorables oportunidades en los campos que en mayor grado nos interesa explorar y consolidar.

Tanto en estas áreas cuanto en la competencia con otros países de la Unión más próximos y mejor implantados, los servicios económicos y comerciales de nuestra Administración son esenciales para apoyar a nuestras empresas y proporcionarles el asesoramiento personalizado que necesitan.

Cada uno de nosotros, y todos juntos, debemos cumplir nuestro papel en esta histórica y apasionante tarea, la de construir una nueva Europa que tenga una de sus bases más sólidas en las relaciones económicas intensas y sostenidas entre nuestras naciones.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+