Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en el acto conmemorativo del 75 aniversario de la Radiodifusión Española

Barcelona, 11.11.1999

A

l celebrar el setenta y cinco aniversario de la radiodifusión española, a través de esta su primera emisora, vienen a nuestra memoria, a la de los españoles de mi generación, recuerdos y experiencias imborrables. Para nosotros la radio fue una aventura personal, una amistad cómplice y reveladora.

Lo extraordinario es que hoy sigue siéndolo para amplísimos  sectores  de su inabarcable auditorio, gracias a su carácter versátil y accesible  y, ante todo, por el talento, la imaginación y el ingenio con que sus protagonistas han sabido adaptarse a sus tiempos y circunstancias, crear nuevas fórmulas y adelantarse a las necesidades y exigencias de su público.

La radio emite noticias y opiniones con las que abrimos y cerramos el día, y ésta es, sin duda, una de sus características más apreciadas y buscadas en sus diales.

Pero difunde también otros muchos mensajes, con los que va construyendo parte importante de nuestra vida, a través de un diálogo continuo con sus oyentes. Ha prestado grandes servicios a la cultura, en otros tiempos a través de sus cuadros de actores y hoy en la identificación de sus cadenas especializadas con las nuevas formas y fenómenos musicales, y sigue proporcionándonos el espectáculo por excelencia de sus retransmisiones y comentarios deportivos.

Todos estos factores son un todo que se resume en el papel decisivo de la radio como espacio y aprendizaje de convivencia y de progreso. Un afán que todos compartimos y al que podemos contribuir, avanzando en el ejercicio de los principales valores que nos hacen mejores y más maduros.

Invito a todos los profesionales de la radio a perseverar en este camino, que con tanto éxito vienen recorriendo, y a profundizar en su compromiso con la realidad que cuentan y la sociedad a la que se dirigen.

 Les animo a seguir aderezando su tarea con el calor humano y la simpatía personal que la hacen tan atrayente y afectiva, y a jalonar con calidad de contenidos y buen criterio la marcha de un país que quiere ser cada vez más próspero y moderno, sin caer en la vulgarización y la banalidad.

Felicidades a todos, empresarios, periodistas, trabajadores y oyentes, por estos setenta y cinco años de vida y común amistad.

Muchas gracias.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+