Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en el acto de inauguración de la restauración del Monasterio de Sant Pere de Rodes

Girona, 21.07.1999

L

a culminación de las obras de restauración y rehabilitación del Monasterio de Sant Pere de Rodes, uno de los grandes monumentos del prerrománico  y del románico europeos, me ofrece de nuevo la oportunidad de acercarme a esta tierra  tan querida para mi y a la que tan estrechamente estoy vinculado. Conservo muy gratos recuerdos de todas mis visitas a Girona, la última de las cuales tuvo lugar al Castillo de Peralada, con motivo de la inauguración de las XIV Jornadas Europeas sobre la Política de Defensa y Seguridad en la Unión Europea. Muchas gracias, Molt Honorable President, por su invitación para presidir este relevante acto cultural en este Monasterio hoy felizmente restaurado.

Situado en un importante enclave estratégico, dominando el acceso a la Península Ibérica desde más allá de los Pirineos, Sant Pere de Rodes ha asistido, desde su definitiva configuración como Monasterio en el siglo X, a los grandes acontecimientos de la historia de Cataluña. Ello, sin duda, le confiere una alta significación simbólica, pero también ha sido la causa de abundantes destrucciones y expolios a lo largo de los siglos. Por este motivo, la terminación de sus obras de restauración, que ya habían sido comenzadas por la Generalitat de Cataluña el año 1935, dilatándose en el tiempo hasta principios de la década actual, era una exigencia  que debía atenderse sin demora. Afortunadamente, la acción de la Generalitat de Cataluña y de la iniciativa cultural privada, han permitido completar las obras emprendidas de antiguo, dando así al Patrimonio Histórico español un impulso de enorme valor.

La combinación de los esfuerzos públicos y privados responde, desde luego, a las necesidades de una política integral de conservación, restauración y rehabilitación del Patrimonio Histórico. Así se ha reconocido por los organismos culturales internacionales.

El Patrimoni històric de caràcter arquitectònic, tal i com deia la Declaració d´Amsterdam del Consell d´Europa de l´any 1975, està format no només pels grans monuments, sinó també pels conjunts que integren les ciutats antigues i els pobles tradicionals, que no poden desvincular-se de l´entorn natural i paisatgístic. La protecció de tots ells, reclamada per l´article 46 de la nostra Constitució i pels Convenis subscrits per Espanya en aquesta matèria, representa un deure indefugible i respón avui a una necessitat vital.

 Per això, els poders públics han d´assumir la seva responsabilitat especial en la conservació del Patrimoni Històric, però també correspón al conjunt dels ciutadans i a les entitats privades prendre conciència de llur paper en aquesta tasca. Sense ells, no podrà ser salvaguardat el llegat d´una cultura que pertany a tots i que tots han de tenir la possibilitat de compartir.

Em complau, doncs, comprovar com ací, al Monastir de Sant Pere de Rodes, han coincidit els interessos públics i la iniciativa cultural privada, en benefici del conjunt de la societat. D´ací la importància d´aquest exemple, perque no només ha estat recuperada i realçada amb aquesta restauració la significació històrica i cultural d´un dels grans conjunts monàstics del Patrimoni històric de Catanlunya i Espanya, sinó que això ha estat possible gràcies a l´esforç i generositat de tots aquells que han intervingut en aquesta obra. A tots ells, poders públics i iniciativa privada, la meva més sincera felicitació.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+