Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en el Consejo de Ministros

Madrid(Palacio de La Zarzuela), 09.07.1976

V

uestro nombramiento para los puestos más altos del Gobierno y de la Administración española representa la llegada de una nueva generación a las responsabilidades del Consejo de Ministros y a la jefatura de los departamentos ministeriales.

Formáis un equipo gubernamental de ideas claras, de propósito honesto y de voluntad decidida. Comenzad enseguida vuestra tarea. Deliberad serenamente, consultad a todos los que honradamente se profesan interesados en el quehacer colectivo, tomad las decisiones oportunas y obrad sin miedo. Que éste sea un gobierno fuerte en un Estado fuerte.

Me consta que sois conscientes del papel que os corresponde desempeñar, del esfuerzo que necesitáis hacer para conciliar en esta hora importante la necesaria evolución hacia nuevas estructuras sociales y políticas con el respeto a los valores esenciales que constituyen la razón de ser de nuestra nación.

A las tareas normales de gobierno, que habéis de desarrollar con fidelidad a las leyes que constituyen nuestro ordenamiento jurídico, se suman hoy las de pulsar y conocer en profundidad las aspiraciones del pueblo español, acertar a canalizarlas por cauces de autenticidad y normalidad, reconocer y respetar cuanto se ha hecho en una larga etapa de paz y prosperidad, tratar de corregir los desequilibrios que un rápido desarrollo haya podido producir y asentar nuestra convivencia en el orden y en la libertad.

Que nuestro desarrollo económico sea consecuente con los principios que lo han hecho posible, sin perjuicio de las correcciones que una política económica realista y razonable pueda aconsejar, y que se lleve a cabo de forma que preste atención preferente a los sectores sociales del país más dignos de protección y ayuda.

Habéis de tomar decisiones importantes en el aspecto político y en el aspecto económico. Haced que todas ellas fomenten la unidad entre los españoles, acrecienten la confianza en la Monarquía y en las instituciones del Estado, hagan posible la participación de todos en los frutos de su esfuerzo y en cuantos asuntos afectan a la comunidad.

A través de vosotros quiero decir hoy a todos los españoles sin distinción, sin exclusiones, que el Rey piensa en ellos, porque ellos forman la nación que personifico y el pueblo al que sirvo. Quiero pedirles que aporten su apoyo al gobierno y que, cuando hayan de criticarlo, su crítica sea justa, constructiva y bien intencionada.

Estos son tiempos difíciles, para los que hemos de proponernos dos objetivos que nos conciernen a todos: conseguir que por el trabajo de todos los españoles se superen las dificultades actuales y hacer posible la participación clara y en paz de todos los ciudadanos en la determinación de nuestro futuro político.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+