Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en la cena con empresarios y sindicatos

Murcia, 15.01.2001

M

e alegro especialmente de poder compartir con vosotros esta velada y dirigiros unas breves palabras, como representantes que sois de las empresas de esta Región, bien desde el área emprendedora y de gestión, bien desde la vertiente sindical.

En primer lugar, porque los lazos que me unen a la Región de Murcia son muchos y antiguos. Tal vez por ello, siento de un modo especial y he seguido con atención cada uno de los avances que habéis sido capaces de conseguir durante estos años, contribuyendo entre todos a la construcción de una Comunidad cada vez más próspera, y, a través de ella, al progreso de España.

Son lazos que me hacen sentirme igualmente cercano a vuestras legítimas aspiraciones, a vuestra apuesta por el futuro, hacia el que os encamináis con decisión, para afrontar el siglo que comienza con realismo pero con ilusión de lograr el éxito.

Este futuro no sería posible sin la participación de las empresas, entendidas en su sentido más amplio e integrador, como proyecto común en el que colaboran tanto empresarios como trabajadores en la generación de riqueza y de mayores cotas de bienestar.

Con ánimo y dedicación ejemplares habéis protagonizado la modernización de esta Comunidad, tomando las decisiones necesarias, seleccionando con buen criterio los sectores y procesos más adecuados y productivos, poniendo a prueba vuestra capacidad e iniciativa, y asumiendo nuevas capacidades y técnicas.

En este sentido, quiero hacer una especial referencia a las pequeñas y medianas empresas, tan características de vuestro tejido empresarial, por su capacidad de adaptación a los ciclos económicos y su elasticidad ante las eventualidades que puedan presentarse en su ámbito específico de actuación.

El éxito que habéis logrado en este empeño expresa un nuevo estilo de coparticipación altamente positivo, tanto para cada uno de los miembros de la estructura de la empresa cuanto para una productividad que es, en sí misma, una oportunidad de promoción.

Conozco y valoro la excepcional vocación exportadora de la empresa murciana, que hace de esta tierra una de las más abiertas al exterior, en una trayectoria secular que se ha consolidado en las últimas décadas.

Hoy más que nunca, España necesita ampliar sus relaciones comerciales, incorporando estrategias de internacionalización en cada uno de sus sectores productivos pero sin perder la visión de conjunto y el valor de Marca que tanto éxito está teniendo sobre todo en mercados nuevos, dónde éramos poco conocidos.

El proceso de mundialización económica, unido a la incidencia de las nuevas tecnologías de la información y comunicación, obliga a competir con distintos e imaginativos métodos para aprovechar las oportunidades que brinda este nuevo mercado.

Por eso, la experiencia y los conocimientos adquiridos por sus empresas constituyen un bagaje óptimo para seguir avanzando y abordar en mejores condiciones los desafíos que se presenten.

Es precisamente en la gestión del conocimiento donde se encuentra uno de los elementos diferenciales y, por consiguiente, una de las claves para rentabilizar al máximo nuestras opciones. Por eso es necesario promover la investigación e innovación directamente relacionada con las empresas, los avances de sus procesos de producción, el diseño de nuevos productos y la mejora de las condiciones de trabajo, así como la integración rápida temprana y progresiva de los nuevos talentos que aportan los nuevos conocimientos técnicos traídos de los centros de formación y prácticas. De todo ello hemos hablado también esta tarde en la Universidad en un encuentro con estudiantes, investigadores y profesores.

Me alegra saber que en esta materia la Región de Murcia está dando pasos importantes, aprovechando sus estructuras científicas y planificando con acierto las aportaciones de los agentes sociales y económicos, las Universidades, los Centros Tecnológicos y otras unidades de investigación, con resultados visibles en casos como los de la tecnología de regadío y la fabricación de maquinaria y bienes de equipo.

La Región de Murcia dispone también de una posición geográfica privilegiada y unas condiciones que han facilitado el desarrollo de su sector agrario y hacen de esta Comunidad un destino turístico de creciente atractivo internacional.

Estos aspectos logísticos son importantes para los inversores a la hora de tomar sus decisiones, y por tanto es necesario optimizarlos en sectores de tanta proyección y posibilidades de crecimiento como los que reúne la industria de esta Región. Inversiones como las que se están acometiendo para la ampliación del Puerto de Cartagena o dentro de la producción eléctrica en el Valle de Escombreras, sin duda son referencias que ayudarán a la instalación de nuevas actividades.

Junto a ello, la finalización de las infraestructuras de transporte y la búsqueda de soluciones equilibradas al problema del agua, sin duda habrán de permitir una nueva etapa de prosperidad y de convergencia de Murcia con la media comunitaria.

Todos tenemos que comprometernos en un proyecto plural de bienestar colectivo, que favorezca el equilibrio y la vertebración territorial. Sólo así podremos contribuir a la construcción de la Unión Europea, jugando como nación el papel que en este momento histórico nos corresponde y que sin duda es creciente en capacidad económica, riqueza cultural, proyección exterior y compromiso con los problemas globales.

Y ese mismo espíritu es el que debe guiarnos en nuestras relaciones con los extranjeros que acceden a nuestro mercado de trabajo. Su presencia en la economía española es ya importante y será en el futuro cada vez mas necesaria por lo que debemos desarrollar, cada uno en su respectiva parcela, nuestros mejores esfuerzos para procurar su inserción en nuestra sociedad.

Termino agradeciéndoos vuestra dedicación y esfuerzo y animándoos a continuar trabajando para que esta Región siga aportando a España lo mejor de sí misma, tal y como siempre ha hecho desde lo más remoto de su Historia.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+