Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real la Infanta Doña Cristina en la entrega del V Premio Nacional de Sociología y Ciencia Política del Centro de Investigaciones Sociológicas

Madrid 21 de febrero de 2007, 21.02.2007

Tengo la gran alegría y el honor de presidir, una vez más, la entrega del prestigioso Premio Nacional de Sociología y Ciencia Política, disciplinas a las que me encuentro especialmente ligada.

Un acto que nos permite felicitar a las eminentes personalidades que contribuyen al progreso de las Ciencias Sociales en España, al tiempo que nos brinda la oportunidad de celebrar la excelencia de la obra bien hecha y su amplia incidencia en la formación de tantos estudiosos, en nuestra Nación y más allá de nuestras fronteras.

Después de la concesión del Premio a personas de la categoría intelectual de los Profesores Francisco Murillo, Salustiano del Campo, Juan Linz y José Jiménez Blanco, este galardón ha recaído en el año 2006 en Don Salvador Giner.

Entre los principales méritos que concurren en este académico tres son dignos de una especial mención.

En primer lugar, el haber sido uno de los sociólogos españoles con mayor proyección internacional, no sólo por haber estudiado y trabajado con autores de la categoría de Edward Shils, Friedrich Hayek, Mircea Eliade o Hannah Arendt, sino por su constante e intensa presencia en las Universidades, revistas y foros internacionales. Ha sido editor de la Revista Internacional de Sociología y Director Asociado del ?European Journal of Social Theory?.

En segundo lugar se encuentra su indiscutible contribución al asentamiento de la sociología en nuestro país.

Ha sido fundador y presidente de la Federación Española de Sociología y Director del Instituto de Estudios Sociales Avanzados del CSIC y, sobre todo, uno de los grandes animadores de la discusión en torno a las grandes cuestiones de la sociología contemporánea.

Acto que nos brinda la oportunidad de celebrar la excelencia de la obra bien hecha y su amplia incidencia en la formación de tantos estudiosos, en nuestra Nación y más allá de nuestras fronteras

No hay prácticamente ningún debate de relevancia en este ámbito que no hubiera recibido alguna contribución, casi siempre acertada y medida, del Profesor Giner

Y, por último, está su amplia y extensa obra. Es autor de uno de los primeros y más conocidos manuales de sociología, que lleva este mismo título, ?Sociología?, y que aparecería en el crucial año de 1968.

Con todo, puede que su libro de más impacto fuera el ya clásico ?Historia del Pensamiento Social?, que en sus varias revisiones ha sido uno de los libros de cabecera de varias generaciones de sociólogos españoles e iberoamericanos.

Permítanme, llegado este momento, efectuar un breve repaso por su extensa bibliografía, obras que tuvieron y tienen un importante impacto entre todos nosotros como:

Sus ?Ensayos Civiles?, ?Sociedad Masa?, ?La Sociedad Corporativa? o ?Carta sobre la Democracia?, y que se extienden desde campos tan amplios como las peculiaridades sociológicas de la sociedad catalana y del resto de España, a las nuevas tendencias de la teoría sociológica, pasando por el estricto análisis de los conceptos básicos de la sociología. Estudios estos, que le impulsaron a promover el primer ?Diccionario de Sociología? editado en español.

Y, entre muchos otros temas, todas aquellas cuestiones que responden a su intenso compromiso con la dimensión cívica de la convivencia humana.

Como escribiera alguna vez el Profesor Giner, ?la sociología entraña la indagación de la vida humana, ya que ésta sólo en sociedad se plasma.La vida de los seres humanos en sociedad fascina al tiempo que no se deja jamás atrapar del todo. Por eso, sociología obliga?.

Parafraseándole, Profesor Giner, cabría decir que el mérito también obliga. Su excelente ejercicio en el estudio de esta fascinante disciplina exige un merecido reconocimiento público al que este prestigioso Premio desea contribuir.

Le ruego, pues, Profesor, que reciba mi más cordial y respetuosa felicitación, y la de cuantos han querido acompañarnos en este acto, en el que tengo el honor y la satisfacción de haberle entregado el Quinto Premio Nacional de Sociología y Ciencias Políticas del Centro Nacional de Investigaciones Sociológicas.

Muchas gracias.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+