Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en la Asamblea General de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos - ATA

Madrid, 04.03.2009

C

onozco la importancia que otorgáis a la celebración de la Asamblea General de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos ?ATA y soy muy consciente del momento crítico que viven hoy los trabajadores autónomos, por la coyuntura y por razones estructurales, ambos aspectos serán interesantemente tratados hoy y mañana. Por ello me siento especialmente agradecido por vuestra amable invitación para presidir esta sesión inaugural. Pero particularmente me permite además reencontrarme con vuestros directivos, ampliar mi contacto a otros muchos de vuestros miembros, y conocer aún más de cerca vuestros trabajos y proyectos. Muchas gracias, de verdad, por vuestras palabras y por la cordial acogida.

En abril hará un año que recibí en el Palacio de La Zarzuela a una importante delegación de ATA, encabezada por vuestro Presidente, como él ha recordado.

Aquella ocasión, me permitió reafirmar la importancia de vuestra actividad asociativa y la enorme envergadura económica y social del tejido productivo que en España sostienen nuestros trabajadores autónomos, gracias a su iniciativa y esfuerzo. También me explicasteis los aspectos más destacados de la labor de la Federación, junto a vuestras esperanzas y preocupaciones.

Vuestro Presidente me recordó entonces, y lo acaba de hacer hace unos instantes, cómo más de tres millones trescientos mil autónomos generan cerca del 20% de la riqueza nacional y del 40% del empleo. Me expresó asimismo vuestro orgullo, legítimo y bien fundado, por la contribución sustancial que desde hace décadas realiza el colectivo de trabajadores autónomos al crecimiento de nuestra economía. De tal manera que es vuestra una parte muy importante del éxito y de la responsabilidad en la modernización y progreso de España. Y estoy convencido de que vuestro papel deberá ser cada día mayor, de que estaréis más apoyados y os sentiréis más seguros en vuestra actividad; y también de que gozaréis de un creciente respaldo de la sociedad y de los poderes públicos.

Por todo ello, quiero que sepáis -al inicio de vuestra Asamblea de hoy- que contáis con mi reconocimiento, junto a mi respeto y la gratitud de todos los españoles por vuestra entrega al servicio de nuestro progreso y bienestar.

Los autónomos, con la tenacidad y dedicación que os caracteriza, habéis dado forma a una amplia y diversificada red productiva, que cuenta con un creciente número de jóvenes y mujeres.

Son muchas las personas, organismos e instituciones que han contribuido al desarrollo de esta red productiva. Pero es de justicia reconocer el destacado papel desempeñado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos.

Sois una organización muy joven, que no llega a 15 años de edad, pero habéis demostrado un gran ímpetu en la vocación de representar y defender a vuestros asociados. Así, ATA está hoy presente en todas la Comunidades Autónomas, con casi medio millar de asociaciones que representan a 440.000 trabajadores autónomos.

Junto a sus servicios para apoyar y facilitar la actividad económica o profesional de sus integrantes, ATA juega un valioso papel como interlocutor de las distintas Administraciones en defensa de los intereses de sus socios y del conjunto de los autónomos. En este sentido, destaca su intervención activa en la elaboración del Estatuto del Trabajo Autónomo, así como en todas las iniciativas que, en este ámbito, se han puesto en marcha en los últimos años.

La aprobación de la Ley que define y regula el citado Estatuto del Trabajo Autónomo, supuso un paso de especial relevancia en un doble sentido:

Por un lado, gracias al reconocimiento de un conjunto de medidas de protección y de apoyo, sirvió para mejorar la situación en la que se encontraban los trabajadores autónomos en el ejercicio de su actividad. Por otro lado, el Estatuto también incorporó una dimensión modernizadora para incentivar la cultura de empresa. Esa cultura emprendedora merece que se reconozca y estimule el esfuerzo de aquellas personas que asumen el riesgo de poner en marcha una actividad económica o profesional, contribuyendo así a la generación de riqueza, empleo y bienestar.

Señoras y señores, vivimos un momento complejo marcado por la grave crisis económica y financiera que atravesamos, y este tiempo tan difícil requiere del concurso del conjunto de nuestras fuerzas políticas, económicas y sociales, animadas por un sentido de la unidad, entrega y responsabilidad, para que todos juntos podamos recuperar el dinamismo del que nos sabemos capaces.

Se ha puesto de relieve en qué medida los trabajadores autónomos están acusando los efectos de esta crisis que exigirá, sin duda, muchos esfuerzos y sacrificios. Quiero deciros que tengo una gran confianza en vosotros, en vuestra propia trayectoria, marcada por una probada capacidad de superación frente a la adversidad. Tomad esa adversidad como un reto que debe afrontarse con ambición, inteligencia y serenidad.

Los trabajadores autónomos merecéis nuestro pleno apoyo pues vuestra labor resulta esencial no solo para impulsar las bases de un crecimiento sólido, sostenible y equilibrado, creando empleo en un entorno ya globalizado y tan competitivo, sino también como un factor de cohesión al ofrecer una garantía de estabilidad a la estructura social de España.

Necesitamos respaldar a cuantos aspiren a incorporarse como autónomos a la actividad productiva, con mayor formación y apoyo técnico. Se trata de que el trabajo por cuenta propia se presente como una alternativa atractiva para el trabajador y para el conjunto de la sociedad, por su evidente aportación a la realización personal y al bienestar colectivo. De ahí, la importancia de las iniciativas de los trabajadores autónomos.

Al terminar mis intervención ante vuestra Asamblea General, quiero reiterar a la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos mi felicitación más cordial por el continuo y buen trabajo que demostráis. Apostar por las ilusiones y la capacidad de negocio de los emprendedores es, sin duda, apostar por un futuro de mayor progreso y bienestar. En esa apuesta no tengáis duda de que nos encontramos codo con codo, y para ello os animo con una gran esperanza.

Os deseo mucho éxito en vuestros trabajos, y declaro formalmente inaugurada esta Asamblea de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos.

Muchas gracias.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+