Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real la Infanta Doña Cristina en la entrega del Premio Vocento a los Valores Humanos

Madrid(Hotel Ritz), 16.10.2003

E

s para mí una gran satisfacción presidir este acto de entrega del Premio Vocento a los Valores Humanos, que en esta edición reconoce a una personalidad tan relevante a escala internacional como la del doctor don Valentín Fuster.

Uno de los cardiólogos más eminentes del mundo, insigne científico y eximio investigador, que ha logrado el respeto y la admiración de todos por los importantes avances que ha conseguido en la lucha contra las enfermedades coronarias.

Cuando en 1996 el entonces Grupo Correo decidió instituir este Premio, la Corona prestó su apoyo desde el primer momento a esa iniciativa, por ser una expresión elocuente de iniciativa social, y de patrocinio a la ciencia, la cultura y las cualidades que dan sentido a nuestra convivencia.

Los valores humanos ocupan un lugar eminente en nuestra civilización, como criterios que pesan cada vez más en la consideración del liderazgo individual y social, y son claves para la participación en las tareas de interés común.

En un mundo en el que la capacidad, y el mérito son criterios esenciales en la selección de los mejores, el talante humano refuerza el potencial de todas esas cualidades. Las hace más próximas, más atractivas, y, por tanto, más eficaces para suscitar un compromiso centrado en el servicio a los demás.

Por eso recibimos con agradecimiento el mensaje de quienes expresan, a lo largo de su vida y en su obra, una lección que aprender y un ejemplo a seguir. Este es el caso del doctor Fuster, cuya vocación científica, servida con esfuerzo exigente, se vuelca en un objetivo de indudable alcance y repercusión social.

Este Premio está vinculado al Grupo Vocento, nacido de la fusión del Grupo Correo y Prensa Española, dos grandes tradiciones periodísticas, que han contribuido a la vertebración moral e intelectual de este país.

En un mundo enhebrado por la comunicación, los medios que la materializan tienen una palabra que decir sobre los valores humanos. Ante todo, para situar una serie de claras referencias en el panorama de un relativismo incompatible con el auténtico desarrollo y el progreso colectivo.

En este sentido, el acto que hoy celebramos nos invita a perseverar en la defensa de los valores fundamentales de nuestro sistema de libertades, que sustenta en España una convivencia sólida y constructiva.

Y también a ejercer una pedagogía ciudadana, que fomente el pluralismo, el respeto a los demás y el diálogo constructivo, y sea capaz de estrechar los lazos que fortalecen la cohesión social e interterritorial.

Al expresar mi sincera felicitación al doctor don Valentín Fuster, por este galardón tan bien ganado, la hago extensiva al Grupo Vocento por la creación de este Premio, con el que manifiesta su fidelidad a la herencia recibida de sus fundadores, y su propósito de continuarla y ampliarla.

Enhorabuena y muchas gracias.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+