Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey con motivo de la visita a la sede de la Fiscalía General del Estado

Madrid, 11.01.2006

A

la Reina y a mí nos complace profundamente poder presidir los actos de inauguración de este edificio rehabilitado, que constituye la sede de la Fiscalía General del Estado.

Esta ocasión nos proporciona la muy grata oportunidad de encontrarnos con el Consejo Fiscal y con la Junta de Fiscales de Sala, precisamente en el lugar donde celebran sus reuniones.

A ello se añade nuestra satisfacción por la presencia en este acto de la Presidenta del Tribunal Constitucional, del Presidente del Consejo General del Poder Judicial, del Ministro de Justicia y de los anteriores Fiscales Generales del Estado, a quienes saludamos con el mayor afecto.

Quiero agradecer, ante todo, las muy afectuosas palabras que nos ha dirigido nuestro anfitrión, el Fiscal General del Estado; unas palabras que dan, asimismo, fe de la vitalidad y entusiasmo del Ministerio Fiscal en el desempeño de sus importantes tareas y funciones. Gracias también al Ministro de Justicia por sus amables palabras.

Este encuentro subraya la estrecha vinculación que la Constitución establece entre la Corona y el Ministerio Fiscal, pues a los Fiscales corresponde promover la acción de la Justicia que se administra en nombre del Rey. El Ministerio Fiscal ha recorrido un largo camino histórico. Lo que define su identidad actual es la defensa de la legalidad y de los derechos de los ciudadanos. Es el defensor de la sociedad, de cada uno de sus integrantes y, especialmente, el valedor de las víctimas de cualquier delito. Le corresponde, además, velar por la independencia de los Tribunales, y procurar ante éstos la satisfacción del interés social.

Animo a todos los Fiscales a perseverar en tan decisivas funciones para la seguridad jurídica y el bienestar social. Resulta incuestionable la trascendencia de tan altos cometidos para el Estado de Derecho. El Ministerio Fiscal constituye así una pieza fundamental del Estado en el mantenimiento de los valores superiores de nuestro ordenamiento constitucional: la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político. La Fiscalía General del Estado necesitaba de una sede que albergara adecuadamente su alta función. Tras su rehabilitación, el edificio en el que nos encontramos satisface cabalmente dicha necesidad.Felicito muy cordialmente a cuantos habéis contribuido, con vuestro esfuerzo y dedicación, al éxito de esta empresa que hoy nos congrega. Esta renovada sede es, al mismo tiempo, un signo de modernización; simboliza la posición neurálgica del Ministerio Fiscal en el Estado de Derecho, y permite al Fiscal General del Estado ejercer apropiadamente sus altas responsabilidades. Representa, además, el esfuerzo de la Fiscalía para poder cumplir con su deber, de forma acorde con las transformaciones del mundo actual y la creciente complejidad de nuestra sociedad. Los nuevos retos, las nuevas tecnologías, o la criminalidad organizada plantean demandas que incrementan el esfuerzo que los Fiscales debéis asumir al cumplir vuestras tareas.

El Ministerio Fiscal dispone del mejor instrumento para poder afrontar con éxito estos retos. Me refiero al sólido y muy prestigioso  conjunto de profesionales, altamente preparados y motivados,  que lo componen.

No quiero dejar de aprovechar esta oportunidad para expresar el tributo de profundo reconocimiento y sincera gratitud que la sociedad española debe a todos los miembros del Ministerio Fiscal, por vuestra eficaz y ejemplar entrega diaria al cumplimiento de vuestro deber, con voluntad de servicio a España y a todos los españoles.

Os aliento a continuar trabajando con el rigor, afán y empeño que siempre habéis demostrado, en beneficio del Estado de Derecho y, en definitiva, del bienestar de España entera.

En esa tarea bien sabéis que nunca os faltará el más firme respaldo y apoyo de la Corona.

Muchas gracias.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+