Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey a la colectividad española en Suiza

Lausana, 13.05.2011

A

yer tuvimos la alegría de iniciar nuestra Visita de Estado a Suiza, la segunda en poco más de treinta años.

En esta hermosa ciudad de Lausana, que conocí en mi infancia, venimos a saludaros con todo afecto y a subrayar la constante aportación de la colectividad española tanto al progreso de este país amigo, como a nuestras relaciones bilaterales.

Cada uno de vosotros, desde Suiza, aporta su esfuerzo al desarrollo de los vínculos entre los dos países, al tiempo que apoya con eficacia a España.

En efecto, los que vinisteis aquí hace medio siglo para hacer realidad vuestras ansias de libertad, o quienes emigrasteis en busca de un porvenir mejor, habéis conquistado el reconocimiento del pueblo suizo.

Habéis conseguido esa estima con vuestro trabajo responsable y vuestra capacidad de integración, de lealtad y de afecto. Con frecuencia, además, habéis creado vuestro hogar en esta tierra, contribuyendo activamente a la apertura y prosperidad de la moderna Confederación Suiza.

Al mismo tiempo, proyectáis una imagen dinámica de España como excelente fruto de vuestro esfuerzo. Por todo ello, quiero daros las gracias de corazón.

Hoy nos agrada muy especialmente conocer a la nueva generación de españoles en Suiza. Los hijos de quienes vinieron antes y los jóvenes que han llegado más recientemente, aseguran una cercanía todavía mayor entre ambas Naciones con vistas al porvenir.

Esos españoles que parecen suizos y esos suizos que parecen españoles, llevan en su corazón dos lealtades que son una sola, la historia de su vida, y asumen sus crecientes responsabilidades en este país.

Merece mi mayor aprecio el gran empuje, de los más jóvenes para alcanzar nuevas metas culturales, económicas y sociales.

Deseo igualmente poner de relieve un punto esencial: el espíritu de superación que las nuevas generaciones demostráis se asienta en aquellos logros de quienes, antes que vosotros, llegaron a Suiza. Vivieron otras circunstancias y se impusieron a unas dificultades que vosotros ya no habéis encontrado.

Quiero deciros que seguimos con orgullo e interés vuestras tareas y que nos alegramos de vuestroséxitos.

Para terminar, reitero a todos y cada uno de los españoles en Suiza que nunca os faltará nuestro mayor cariño, apoyo y reconocimiento.

Muchas gracias.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+