Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en la II edición de los Premios de la Fundación José Entrecanales e Ibarra de Ingeniería Civil y de Cooperación al Desarrollo

Madrid, 17.03.2011

M

uy buenos días a todos.

Muchas gracias por invitarme a presidir la entrega de los Premios de la Fundación José Entrecanales e Ibarra de Ingeniería Civil y de Cooperación al Desarrollo. Unos Premios nacidos con la firme vocación de convertirse en el principal galardón a nivel global de la Ingeniería Civil.

Antes de proseguir -y ante la conmoción que ha suscitado-, permítanme que dedique unas palabras para reiterar, en nombre propio y en el de toda España, nuestro más profundo pesar y solidaridad con los miles de víctimas, desaparecidos y heridos en los brutales seísmos y consiguientes maremotos, padecidos en estosúltimos días en Japón.

El querido pueblo japonés y sus autoridades saben que pueden contar con todo el apoyo y el más hondo afecto de España.

Señoras y Señores,

Varios son los elementos que fundamentan la altura de estas distinciones, más allá de la excelencia de las personas e instituciones galardonadas.

Me refiero a su doble dimensión. Por un lado, y como se ha dicho antes, el reconocimiento a las mejores trayectorias profesionales, docentes y de investigación de especialistas de la ingeniería.

Por otro la contribución económica a la realización de proyectos en países emergentes, promoviendo así su desarrollo y bienestar.

De este modo fomentan una ingeniería al servicio de los seres humanos, una ingeniería con trascendencia social, que multiplica sus efectos al atender necesidades básicas de las poblaciones más vulnerables.

Me alegra que estos Premios distingan también a Organizaciones No Gubernamentales que trabajan en tantos lugares de nuestro planeta, pues conocen muy bien esas realidades y los grandes beneficios que una obra de ingeniería civil puede aportar a la vida de tantas personas.

En definitiva, los Premios que hoy nos convocan realzan tanto la dimensión profesional y técnica, como la dimensión social y humana de la Ingeniería. Enhorabuena a sus promotores y patrocinadores por tan amplia y generosa visión.

No es casual que esta iniciativa de la Fundación José Entrecanales parta delámbito de la Ingeniería Civil española, una de las más prestigiosas y con mayor solera del mundo.

Nuestras Universidades -como la Politécnica de Madrid-, han llevado el estudio y el desarrollo de esta disciplina a sus más altas cotas. Al mismo tiempo, nuestras empresas punteras y plenamente internacionalizadas -como Acciona-, son cada día más reclamadas para aplicar ese conocimiento y saber en todos los continentes.

Quiero dedicar unas palabras de especial afecto y reconocimiento a los Premiados, que son los principales protagonistas de esta jornada.

Felicidades de corazón al ingeniero Giovanni Lombardi por una trayectoria tan extraordinaria.

Felicidades también a las ONGs, "Rescate Internacional" y "Practical Action Nepal" por su compromiso eficaz y generoso con los menos favorecidos.

Porúltimo deseo expresar a la Fundación José Entrecanales e Ibarra mi aliento y apoyo en su fecunda labor de promoción de los mejores valores de la Ingeniería Civil en todo el mundo.

Los retos y problemas, así como las catástrofes naturales que la Humanidad viene padeciendo, ponen de relieve la creciente importancia del desarrollo de la ingeniería civil en beneficio del mayor progreso, bienestar y seguridad de nuestras sociedades.

Muchas gracias.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+