Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en la recepción de Año Nuevo al Cuerpo Diplomático

Palacio Real de Madrid, 18.01.2011

S

eñor Nuncio Apostólico,

Señoras y Señores Embajadores,

Agradezco muy sinceramente las felicitaciones de Año Nuevo que el Decano del Cuerpo Diplomático y Nuncio de Su Santidad nos acaba de trasladar con sus amables palabras.

Quiero asimismo expresarles, en nombre de mi Familia y en el mío propio, los mejores deseos de felicidad, paz y progreso para el Año 2011 que ruego hagan llegar a sus respectivos Jefes de Estado, Gobiernos, pueblos y Organismos Internacionales.

Al inicio del año en que se cumple el Décimo Aniversario de los terribles atentados del 11 de septiembre de 2001, deseo dedicar en nombre de España un emocionado homenaje a todas las víctimas del terrorismo.

Su memoria redobla nuestra determinación de acabar con tan inaceptable lacra, una lucha que a todos nos concierne y a la que España seguirá dedicando sus mejores esfuerzos.

Nuestro país está además firmemente comprometido con la paz y seguridad internacionales. Nuestras Fuerzas Armadas y Cuerpos de Seguridad están por ello presentes en diversos escenarios bajo cobertura multilateral.

Dirijo una vez más a los militares españoles desplegados en El Líbano, el Golfo de Adén y Afganistán, un mensaje de reconocimiento por su gran labor, con un recuerdo especial a cuantos perdieron sus vidas, así como a sus familias.

Nuestro compromiso con la seguridad internacional se extiende a la necesidad de trabajar para evitar la proliferación nuclear, y luchar contra la delincuencia organizada, la piratería marítima o el tráfico de drogas.

Quiero manifestar, por otro lado, nuestro sentido pesar por las víctimas de los conflictos y catástrofes naturales que en 2010 afectaron a diversos países y regiones de la tierra, a los que España ha apoyado con su ayuda y solidaridad.

Deseo referirme en particular al trágico y devastador terremoto de Haití cuya reconstrucción y estabilidad venimos respaldando desde el primer momento con especial empeño.

España asume plenamente sus responsabilidades en la respuesta de la comunidad internacional a los múltiples retos y problemas de este mundo complejo e interdependiente.

Apostamos por una diplomacia multilateral basada en nuestro compromiso con la justicia, la solidaridad, la democracia, los derechos humanos, la solución pacífica de controversias y el Derecho Internacional. En esta línea, nuestro país ha presentado su candidatura como Miembro no permanente del Consejo de Seguridad para el bienio 2015-2016.

Con las Naciones Unidas trabajamos intensamente en múltiplesáreas, desde los Objetivos del Milenio hasta la lucha contra el cambio climático, objeto de avances en Cancún y que esperamos alcance nuevos progresos en Durban.

Señoras y Señores Embajadores,

En el primer semestre de 2010 España asumió la Presidencia de la Unión Europea en el marco de un trío de presidencias con Bélgica y Hungría, a la que deseamos muchoséxitos al servicio de la integración europea.

Ello nos ha permitido reafirmar nuestra vocación europeísta y nuestra voluntad de contribuir a la proyección global de la Unión.

A lo largo de un semestre complejo, marcado por la entrada en vigor del Tratado de Lisboa y por las consecuencias de la crisis económica y financiera, se celebraron numerosas Cumbres con diversos países y regiones, como América Latina y el Caribe, al tiempo que se adoptaron importantes decisiones en elámbito interno y Acuerdos deíndole exterior.

Por su parte Iberoamérica ha sabido consolidarse -en medio de vientos de crisis económica internacional- como uno de los grandes polos globales de crecimiento. Registra avances hacia un futuro más próspero y socialmente más equilibrado.

Se trata de una indudable oportunidad para lograr el mayor bienestar de todos sus ciudadanos. Animados por este objetivo y en torno a los valores democráticos que compartimos, contemplamos con especial interés la próxima Cumbre Iberoamericana en Asunción.

En este año varios países hermanos de la región conmemoran los Bicentenarios de sus Independencias. A todos ellos hacemos llegar nuestra más afectuosa felicitación.

El Mediterráneo es, asimismo, Señoras y Señores Embajadores, otro gran espacio regional que deseamos progrese en paz, convivencia y mayor prosperidad. La expresión política de este proyecto es la Unión por el Mediterráneo.

Pese a las dificultades vividas, no podemos dejar de valorar la puesta en marcha de su Secretariado en Barcelona, la Fundación Euromediterránea Anna Lindh, o la cooperación en diversos sectores de interés común, en particular en los proyectos de la Cumbre de París de 2008.

En estos días esperamos muy especialmente que el pueblo tunecino recupere la estabilidad en un marco de convivencia democrática.

Somos también conscientes de que el nuevo año resulta clave para avanzar en la resolución del conflicto en Oriente Medio.

España, con el resto de la comunidad internacional, cree firmemente necesario que las partes en conflicto logren una solución negociada, que permita la creación de un estado palestino.

Por otro lado, este año conmemoramos el Vigésimo Quinto Aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre España e Israel, lo que constituye un nuevo acicate para estrechar nuestros vínculos bilaterales.

En losúltimos años, España ha intensificado su acción exterior en otras regiones del mundo conforme a una tradición propia, pues nuestra Nación -al igual que Portugal- fue pionera en la globalización hace más de cinco siglos.

A través de múltiples redes, como el célebre Galeón de Manila, contribuimos a conectar Europa con América y Asia. De ahí que pueda decirse que España recorre de nuevo viejos caminos hacia el continente asiático y el Pacífico.

También nuestra política conÁfrica ha crecido de forma extraordinaria. Prueba de ello fue la pasada Reunión de Alto Nivel con los quince países deÁfrica Occidental, que esperamos repetir este año en Las Palmas de Gran Canaria.

Señoras y Señores Embajadores,

España dispone de una amplia visión del mundo como país europeo con especiales lazos con Iberoamérica y el Mediterráneo, que cuenta con una rica y variada cultura, y una gran lengua de comunicación internacional.

Somos un país abierto y dinámico, un importante inversor internacional y uno de los principales donantes al desarrollo, con empresas punteras en sectores básicos como las energías renovables, las telecomunicaciones, el medio ambiente o las infraestructuras.

Mediante nuestra activa participación en foros regionales y multilaterales como el G20, deseamos contribuir a los esfuerzos para la salida de la crisis basados en la mejor gestión de un nuevo modelo de globalización. En ese marco apostamos decididamente por el euro como pilar fundamental de la integración europea.

España aspira en definitiva, junto a sus socios europeos y de otros continentes, a la construcción de un mundo cada vez más justo, próspero y solidario.

Con este espíritu, deseo finalmente agradecerles la dedicación y el esfuerzo que todos ustedes y sus colaboradores ponen en su labor en España.

Nos preciamos de tenerles entre nosotros junto a sus familias, y les deseamos todo eléxito y la felicidad en este año 2011 que ahora comienza.

Muchas gracias.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+