Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en la inauguración de la Línea de Alta Velocidad Madrid-Cuenca-Albacete

Albacete, 15.12.2010

¡

Buenos días a todos!

Este es verdaderamente un día de celebración para el mundo del ferrocarril en España; una página más de esa particular y virtuosa historia que desde hace dos décadas los españoles estamos escribiendo con el AVE. Es algo que nos anima, nos enorgullece y que motiva la admiración de los que nos visitan.

La Princesa y yo nos sumamos a la alegría de todos ustedes, de los que han trabajado para poner en marcha de la nueva línea de Alta Velocidad Madrid-Cuenca-Albacete que hoy inauguramos oficialmente; a la alegría, también, de todos los futuros usuarios que a partir de hoy podrán viajar de forma especialmente rápida, cómoda y eficaz entre estas ciudades. Los madrileños y los castellano-manchegos verán así reforzadas las conexiones por AVE que ya ligan a sus Comunidades Autónomas.

Celebramos así mismo la apertura de dos estaciones de primera, en Cuenca -hace tan solo media hora- y ahora en Albacete. Dos nuevas capitales que se incorporan a esta red de la modernidad y el desarrollo; pero también del ocio, la cultura y el turismo. Ambas ciudades revitalizan con el AVE sus posibilidades y sus atractivos, como destinos y puntos de enlace.

Pero además de todo eso, las obras que hoy culminan transcienden elámbito regional y representan un nuevo hito dentro de la profunda modernización que en España, en lasúltimas décadas, hemos logrado en nuestras infraestructuras; y lo hemos hecho gracias a la visión y al esfuerzo de los sucesivos Gobiernos, de muchas personas y entidades; contando con la cofinanciación de la Unión Europea y el apoyo de todos. Esa modernización debe estimular la confianza en nosotros mismos como sociedad, capaz de seguir avanzando y de alcanzar una mayor prosperidad.

El vídeo que acabamos de ver refleja hasta qué punto hoy se materializan muchos esfuerzos y muchos sueños. Quiero por ello felicitar y agradecer expresamente a los protagonistas de este proyecto; a las empresas y equipos humanos por su capacidad, dedicación y eficiencia para ejecutar los trabajos; a la ingeniera española por haber demostrado una vez más un nivel tecnológico y una excelencia de gran renombre fuera de nuestras fronteras; y por supuesto al Ministerio de Fomento por su labor a lo largo de los años, desde el acuerdo sobre el trazado con las Comunidades Autónomas por las que atraviesa, hasta la realización de todas las obras que han permitido inaugurar estas nuevas conexiones.

Con esta obra -se ha dicho ya- y con la de la línea Madrid-Valencia, que el próximo sábado inaugurarán SS.MM. los Reyes, España se confirma como el país de Europa con la red más extensa de Alta Velocidad. Una realidad que nos pone en la primera división de sofisticación en medios modernos de transporte; que además de aumentar la movilidad e interrelación de nuestros ciudadanos, refuerza nuestra cohesión territorial y nuestra eficiencia energética. Finalmente, la Alta Velocidad nos da prestigio internacional y potencia la imagen de la marca España de manera tangible y duradera.

¡De nuevo mil enhorabuenas a todos los que han participado en este proyecto! Os podéis sentir muy satisfechos por el trabajo bien hecho y por el orgullo que nos contagiáis ante el resultado. Felicidades, también a todos los madrileños, conquenses y albaceteños. A partir de hoy no sólo estarán -estaremos todos- más cerca, más enlazados, sino también más unidos.

Declaro inaugurada la Línea de Alta Velocidad Madrid-Cuenca-Albacete. Muchas gracias.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+