Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en el acto de entrega del Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias

Asturias(Llastres), 23.10.2010

L

o primero que quiero deciros es que la Princesa y yo nos sentimos muy felices de estar aquí en esta preciosa villa de Llastres. Es un día muy importante para vosotros, de celebración y de alegría, que queremos compartir. Os agradecemos vuestro cariñoso recibimiento. Y, sobre todo, os felicitamos de corazón.

Como sabéis, ya tuvimos ocasión de visitar Llastres y otros rincones maravillosos del concejo de Colunga hace unos años y de manera privada. Fue en un momento especial de nuestra vida y guardamos tan buen recuerdo que nos prometimos volver lo antes posible. La fortuna ha querido que sea para haceros entrega del Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias, que tan merecidamente habéis conseguido. Y eso nos hace aún mayor ilusión

También en este día vuestro queremos saludar a todas las familias marineras y pescadoras asturianas que desde el este al oeste del Principado, desde Bustio, Llanes y Ribadesella hasta Tapia de Casariego, Figueras y Castropol, se ganan la vida en la mar, un trabajo tantas veces arriesgado, difícil y sacrificado.

De ese trabajo, casi exclusivamente, ha vivido Llastres desde sus inicios como pueblo. Por eso conocéis bien su dureza y la incertidumbre que conlleva. La mar os ha enseñado que la vida es un permanente cambio en medio de las olas de la existencia. Es admirable, por ello, cómo habéis hecho frente siempre a los problemas de vuestra vida marinera, la lucha ante las dificultades, la resistencia contra los golpes de la mar sobre vuestras lanchas, sobre vuestro puerto, frente a los naufragios o la escasez de la pesca.

Ese aprendizaje tenaz os ha fortalecido. Y es francamente ejemplar el espíritu de cooperación, el esfuerzo y la creatividad con los que lo habéis interiorizado. También lo es por cómo, sin renunciar a vuestra identidad, habéis sabido investigar y recuperar, preservar y divulgar, además de aquellos valores, también el patrimonio histórico, cultural y artístico, así como el entorno natural y ecológico. Habéis innovado el presente y os proyectáis al futuro, convencidos con razón de que os depara los mejores días.

Sabemos de la actividad de este puerto en siglos pasados y cómo salían y entraban deél mercancías de Europa y de América. Sabemos cómo aquel tráfico potenciaba también el surgir de nuevas ideas, de nuevas formas de pensar y de vivir. En el presente, las tecnologías, la rapidez y amplitud de las comunicaciones, diluyen claramente las fronteras. Por eso apreciamos en todo su valor esa capacidad para asimilar lo mejor de lo que llegaba de países lejanos, de culturas diferentes y os hacía más sensibles, más abiertos, más cooperantes.

Todo ello ha ido moldeando vuestra existencia y sus enseñanzas las habéis sabido transmitir a vuestros hijos: el valor de la vida sencilla, el de ser austeros y esforzados, la importancia de conservar vuestros caladeros, la de cantar vuestras alegrías y penas, incluso con un especial e inconfundible sentido del humor. Con razón os sentís orgullosos de ser así.

Ese espíritu, por el que os felicitamos, es el que el Jurado de este Premio ha destacado en el acta de su concesión. Sois un ejemplo para todos de energía e ilusión, de organización y compromiso. Recordad que la ejemplaridad de unos, aunque sean muy pocos, puede llegar muy lejos, a lugares y corazones insospechados.

Sois, por tanto, muy conscientes del valor que tiene preservar vuestra identidad y vuestro entorno natural; de la importancia que tiene el conocimiento de la historia y la cultura locales; del valor que para vuestro desarrollo y crecimiento tiene el cuidado de vuestra flota pesquera, amenazada por la fuerte crisis del sector.

Vivimos en un mundo difícil y a la vez apasionante en el que los cambios lo modifican todo con extraordinaria rapidez. El mejor futuro lo ganarán los que sepan adaptarse a este tiempo, los que sean más flexibles, menos rígidos, más emprendedores, sin perder en ese caminar lo mejor del patrimonio humano, valores e ideales, la superación a través del estudio, el afán de conocer y formarnos, el respeto a la naturaleza.

Todas esas aspiraciones y esa actividad se reflejan en Llastres, en el dinamismo de vuestras 17 asociaciones y entidades que es la mejor prueba de vuestra vitalidad e inquietudes. El conjunto de ellas, agrupadas en la Confederación de Asociaciones Lastrinas integran y aglutinan el pluralismo de personas de distintas edades, sentimientos e intereses, unidos, sin embargo, en una actitud acogedora y comprometida en la búsqueda del bien común.

Os animo a que sigáis trabajando unidos, a que sigáis buscando sin desaliento, solución a vuestros problemas; a que no permitáis que se degrade el paisaje ni la biodiversidad marina. Os animo para que todos vuestros esfuerzos y sueños se conviertan en realidades fructíferas. Que todas las virtudes que habéis sabido poner en juego como comunidad repercutan de forma positiva en todos y cada uno de vosotros.

La Princesa y yo queremos recordar con cariño a todos los pueblos que han presentado su candidatura para optar a este Premio y les alentamos para que sigan trabajando con la misma ilusión para lograrlo. Agradecemos asimismo al Jurado su responsable, comprometida y leal tarea.

Y queremos que este premio a vuestro pueblo signifique un gran estímulo para que lo sigáis engrandeciendo en paz, en progreso y en convivencia ejemplar. Queremos también que sepáis lo felices y agradecidos que estamos por vuestra acogida; y que guardaremos en nuestros corazones para siempre los recuerdos más hermosos y emotivos; recuerdos inolvidables de este día.

Muchas gracias.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+