Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de S.A.R. el Príncipe de Asturias en la entrega de los Premios Nacionales del Ministerio de Cultura

Bilbao, 20.07.2010

Q

ué gran suerte volver tan seguido a esta querida ciudad de Bilbao, y de hacerlo hoy para entregar los Premios Nacionales del Ministerio de Cultura. Gracias Ministra por contar con nosotros nuevamente, como el año pasado en Teruel, y gracias a todos por vuestra bienvenida. Es un placer, alcalde acompañaros en esta celebración.

Bilbao siempre hace sentir una energía y una vitalidad tremendamente contagiosas. Hoy no es una excepción. Son, en realidad, las cualidades de sus habitantes -que aúnan espíritu emprendedor, creatividad y cultura- las que se hacen visibles en todo momento en esta gran capital vizcaína.

Una capital que este año ha sido ganadora del prestigioso Premio Lee Kuan Yew World City por su esplendida transformación, lograda desde un enfoque integral e integrador, sobre la base de la innovación, de la cultura y de la economía del conocimiento. En efecto, sin la aportación de la cultura realmente no podríamos comprender su revitalización urbanística ni su impulso económico y social. El Museo Guggenheim, -y este extraordinario Palacio Euskalduna que nos acoge, son -entre otras- muestras emblemáticas de la capacidad de las ideas y de la creatividad al servicio de la sociedad. Bilbao es así un modelo para muchas ciudades del mundo, del que nos sentimos muy orgullosos.

Señoras y Señores,

Estos Premios tienen una enorme significación, por un doble motivo: En primer lugar, por ser deámbito nacional, pues distinguen la obra en grado de excelencia de creadores culturales de todos los rincones de nuestro país. En estos Premios?y en esta misma ceremonia- constatamos de manera muy viva la riqueza y diversidad del genio y la capacidad creativa que reflejan la grandeza de nuestra cultura, de renombre y proyección universales.

En segundo lugar la importancia de estos galardones reside también en su carácter omnicomprensivo, porque abordan la Cultura en su más amplia expresión incorporando el mayor número y variedad de disciplinas, desde las más tradicionales hasta las más contemporáneas, novedosas y emergentes. En este sentido, quiero destacar el hecho de que estas distinciones buscan reconocer la labor cultural casi en cualquier actividad donde se pueda verificar; y que lo hacen asimismo con un importante cariz pedagógico, incentivando la dimensión formativa en beneficio de todos nuestros ciudadanos, -niños, jóvenes y mayores.

He hablado de los Premios, pero ahora quiero dirigirme a los Premiados, que son?sois- los verdaderos protagonistas de esta celebración en la que os honra España. Todo vuestro talento y sabiduría, toda vuestra audacia y anhelos, todo lo que sois y deseáis está en vuestra obra. Porque como dijo Salvador de Madariaga,?el espíritu creador no pregunta, sabe?. Con vuestro trabajo valioso, necesario e independiente servís a nuestra sociedad, ensancháis nuestro espíritu y nuestros horizontes, nos dais a todos un ejemplo de excelencia y de buen hacer, al tiempo que proyectáis la imagen de España entera en el mundo.

Se ha afirmado que la cultura es el conocimiento de lo mejor que se ha dicho y pensado en el mundo. Permitidme destacar que vosotros, los galardonados, representáis lo mejor de la actual creatividad cultural en nuestro país.

Gracias de corazón por vuestras obras; por hacernos más grandes a todos con ellas, plasmando con pasión creadora vuestra vocación e inspiración, vuestro estudio y capacidad intelectual, vuestro deseo de interpretar y transmitir. Os dedicamos nuestra enhorabuena más afectuosa a todos los Premiados. Sabemos que detrás de la obra de cada uno de vosotros hay ilusión, autoexigencia, afán de perfección, genio, esfuerzo y acierto.

Hoy os pido, -como exponentes de la Cultura Española que sois-, que perseveréis en vuestro camino, porque nos enriquecéis como sociedad, porque os necesitamos, porque vuestro ejemplo ayuda a arrinconar las manifestaciones y los rasgos más degradantes que existen en nuestra cultura contemporánea y nos muestra la senda por la que deben transitar los jóvenes con inquietud creativa que desean vivir satisfaciendo su vocación, con esfuerzo, en el amplio mundo de las artes y la cultura.

La Princesa se une a mí para deciros que tenéis todo nuestro reconocimiento, os admiramos y os animamos en vuestra magnífica tarea.

Enhorabuena, y gracias otra vez.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+