Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey con motivo de la Apertura del Curso de Formación Profesional 2009-2010

Madrid, 22.09.2009

A

l inicio de cada Curso la Corona desea subrayar su profundo compromiso con la Educación y, con ello, estimular al conjunto de la sociedad española en el ejercicio de la enorme responsabilidad -que a todos nos corresponde- de asegurar la mejor educación para nuestros jóvenes.

Es mucho lo que nos va en ello, tanto para el futuro colectivo de España, como para el de cada uno de los españoles.

Ése es el espíritu que nos llevó la semana pasada a inaugurar el Curso Escolar en la ciudad cántabra de Reinosa y que, en pocos días, también guiará a los Príncipes de Asturias en la apertura del Curso Universitario en Salamanca.

Ése es, asimismo, el espíritu con el que he querido venir este año -por primera vez- a presidir la apertura del Curso de Formación Profesional, para poner de relieve su especial importancia.

La Formación Profesional es uno de los pilares fundamentales de la Educación en toda sociedad moderna, así como un instrumento clave para el avance de una economía desarrollada y diversificada como la nuestra.

Dicho de otro modo, incide decisivamente, tanto en las oportunidades de desarrollo personal, laboral y social de nuestros ciudadanos, como en las posibilidades de nuevo crecimiento económico.

Por todo ello me llena de alegría compartir este Acto junto a la Reina en este prestigioso Centro, en la querida y dinámica Comunidad Autónoma de Madrid.

Doy las gracias a las autoridades, directivos, formadores, alumnos y familias, que tan amablemente nos reciben en el Instituto Virgen de la Paloma.

Os correspondemos con nuestro afecto, y con el respeto y reconocimiento que merecéis por vuestra labor.

Al hablar de la extraordinaria importancia que tiene la Educación, me refiero a todas las enseñanzas que ofrece nuestro sistema educativo, desde la educación infantil a la superior.

Todas son igualmente necesarias para la vertebración y el progreso de una sociedad avanzada, económicamente pujante, a la vez que socialmente justa y equitativa.

Como acabo de señalar, hoy quiero destacar en particular el papel estratégico que en ese marco debe desempeñar la Formación Profesional, tanto en el presente como de cara al futuro.

Un presente de grave crisis económica y un futuro de creciente competitividad, difíciles de afrontar conéxito si no disponemos de una Formación Profesional cada vez mejor.

Una "FP" que favorezca el logro de una economía más eficiente, basada en la excelencia de sus procesos productivos, y que forme profesionales capaces de abrirse camino en un entorno europeo e internacional cada vez más exigente.

Por eso debemos seguir impulsando la mejor FP para así responder a las necesidades de una sociedad que reclama profesionales sólidos y rigurosos.

Profesionales que dominen las nuevas tecnologías, con creciente creatividad y capacidad de innovación.

Se trata de adaptar al máximo esta Formación a las nuevas exigencias sociales y económicas. Una adaptación que ya se extiende a las modalidades de oferta y a los tránsitos entre los diferentes itinerarios formativos.

En este mismo sentido, hemos de trabajar en la aplicación de acciones y programas que faciliten la permanencia de los alumnos dentro del sistema educativo. De este modo siempre podrán aspirar a obtener la más adecuada formación y la mejor titulación académica o profesional.

Por otro lado, debemos igualmente reconocer y aprovechar la experiencia de todos los trabajadores, un importante activo con el que cuenta nuestra economía.

Hagamos los esfuerzos necesarios para no perder ese caudal de conocimientos.

Favorezcamos también la formación a lo largo de la vida para que los trabajadores puedan adaptarse a los cambios tecnológicos e incrementar sus conocimientos y, con ello, sus posibilidades de empleo.

A mayor nivel formativo, tendrán mayores posibilidades de luchar contra el desempleo o de reincorporarse al mercado laboral.

En suma, perseveremos en el objetivo de una Formación Profesional más moderna y flexible. Una FP de calidad que forme ciudadanos comprometidos y responsables; que garantice su movilidad como trabajadores; que apoye las exigencias de innovación y el impulso de los nuevos sectores emergentes.

Una FP que se vincule al desarrollo local y territorial, y que, en definitiva, se convierta en un motor de cambio, de progreso y bienestar.

Esta FP, que ha de ser moderna y ejemplar, debe formar parte también del acuerdo de Estado sobre educación.

No olvidemos que la educación debe ser integral y que, por ello, ha de contemplar a un mismo tiempo el fomento de principios y de valores, el desarrollo de la inteligencia, y la adquisición de conocimientos y habilidades.

Buscamos educar e instruir personas, a la vez que profesionales capaces de aplicar sus saberes ante situaciones nuevas y cambiantes.

Una sociedad armónica y cohesionada lo es de personas; una sociedad avanzada y desarrollada lo es también de excelentes profesionales.

Seamos muy conscientes de que la España del mañana se está construyendo en las aulas de hoy.

Con un mensaje deánimo y respaldo a quienes, con su esfuerzo y dedicación, contribuyen a mejorar día a día nuestra educación -autoridades, profesores, alumnos y familias- declaro inaugurado el Curso Escolar de Formación Profesional 2009-2010.

Muchas gracias.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+