Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en la entrega de la III Edición del "Premio Jaime Fernández de Araoz sobre Corporate Finance"

Madrid, 08.06.2009

L

a verdad es que mi intención esta tarde no era pronunciar un discurso propiamente, desde luego ya han hablado varias personas antes con gran autoridad y conocimiento. Creo que todos hemos aprendido mucho de lo dicho esta tarde, yo incluso diría, sugeriría a CUNEF que incluso pudiera repartir algunos créditos a los asistentes a este acto. Se puede pensar para el curso que viene. En concreto posiblemente los más pequeños no hayan entendido mucho de lo que ha ocurrido aquí esta tarde, lo que se ha dicho, pero bueno, ya es una buena lección anticipada para su futuro.

Pero lo importante de esta ceremonia es su profundo carácter académico, como hemos comprobado, y su carga emotiva que es el motivo por el que estamos aquí. Y mi objetivo y mi motivación de venir aquí y acudir a este premio, reside más en el deseo que tengo de estar, de acompañaros, de apoyar este premio, que con enorme acierto ha instituido la familia Fdez. de Araoz desde hace seis años, cinco años, pero que ahora esta en su tercera edición. Gracias por hacerlo, realmente todos los que estamos aquí lo agradecemos. Así que mi compromiso es más bien personal, pero desde luego también me interesa en lo que respecta a su importancia institucional, a su importancia académica como una contribución crecientemente positiva, yo creo que va a ser a lo largo de los años una cita de gran relevancia para el sector de las finanzas. Es sin duda una aportación enormemente positiva al conocimiento.

Y por eso también quiero agradecer públicamente la presencia de las autoridades, de la Presidenta de la Comunidad de Madrid, del Ministro de Industria, de todos vosotros, del patrocinio generoso de Universia, de CUNEF, el apoyo de la Mutua Madrileña con este escenario. Pero sobre todo agradeceros a vosotros, a la familia de Jaime, que estáis detrás siempre empujando, siempre manteniendo la ilusión y convocando a todos nosotros y a un esplendido jurado que siempre da enorme peso a este premio.

Por tanto enhorabuena, enhorabuena por lo que significa, por su consolidación como una referencia y empuje para el conjunto del sistema financiero español, premiando trabajos de enorme rigor, análisis, y también de creatividad académica, por que no.

Y bueno, yo creo que sobra decir la alegría que para mí es estar aquí. La verdad que, personalmente para mi es un compromiso, como decía antes, y es una alegría poder estar aquí, y recordar mucho a Jaime.

Pero ahora también me toca felicitar a los premiados, en la persona aquí presente de Viral, del profesor Viral Acharya, pero también del profesor Rajan y profesor Mayers que han sido seleccionados, no se si lo mencionaste Alejandro, entre sesenta y siete trabajos de diecinueve nacionalidades diferentes, realmente da idea del rigor, de la dificultad también de los jurados para llegar a una decisión, y del prestigio que va adquiriendo el premio. Felicidades por tanto también al jurado, presidido por Luís de Guindos.

El trabajo premiado?gobierno interno de la empresa?, hemos oído hablar mucho de ello hoy, incide en un tema realmente vital para el futuro de cualquier compañía a medio y largo plazo. Pero me interesa especialmente por la relación que tiene con el capital humano, con la calidad profesional de los que dirigen, de los que mandan en las empresas. Y es que con frecuencia he tenido ocasión de destacar especialmente la importancia de potenciar todas la capacidades de nuestros hombres y mujeres, cualquiera que sea la posición que ocupen, para fomentar su propio avance profesional y de esa manera globalmente favorecer y asegurar el porvenir de la sociedad, de cualquier sociedad, pero en concreto de la nuestra. Creo que es vital y es fundamental para el progreso de España.

Hay otro aspecto que quisiera destacar del trabajo, y realmente lo digo así, un poco de manera simple. No soy experto en la materia evidentemente, pero creo que en el actual marco de crisis financiera, el tejido empresarial solo puede prosperar adecuadamente cuando cuenta con cualidades bien fundadas.

Evidentemente el trabajo duro, el conocimiento de la profesionalidad, son asuntos sin duda imprescindibles. Pero no bastan. Las duras circunstancias por las que atraviesa la economía del planeta, nos vienen recordando con voz clara que se necesitan reforzar e incluso recuperar valores personales, valores sociales, como la honradez, la veracidad, la humildad, el respeto a los demás, la responsabilidad personal y la lealtad a la palabra dada. En suma nos señalan que el juego limpio no es solo conveniente, sino vital para nuestra vida cotidiana y que en sentido contrario, es decir su ausencia, es letal tarde o temprano.

Al mismo tiempo constatamos que los modelos de negocio se distanciaban de la producción y del intercambio de bienes y servicios, para centrarse más en la compra y venta de meras expectativas, que se han demostrado al menos vulnerables, claramente vulnerables.

Bueno, apenas dos reflexiones generales que quería compartir con vosotros y ahora quiero terminar simplemente reiterando mi felicitación a los premiados por sus aciertos, por las conclusiones tan edificantes a las que han llegado y también reiterar de nuevo mi felicitación a la familia Fdez. de Araoz por mantener el vigor y la ilusión en el empuje de este premio, que es realmente un estimulo a los valores y al saber en unárea amplia y decisiva que es el?corporate finance?.

Con el recuerdo cariñoso que a todos nos evoca Jaime, gracias por vuestra presencia.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+