Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en el acto conmemorativo del XXV Aniversario de ANECOOP

Valencia, 22.03.2001

C

on la alegría de encontrarme de nuevo en esta tierra celebro la oportunidad que me dais de acompañaros en este acto en el que se conmemora el XXV Aniversario de la fundación de ANECOOP. Creo que es una excelente ocasión para subrayar el gran valor de esta iniciativa pionera en su origen, el ejemplo y las lecciones que se derivan de su consolidada trayectoria y la vitalidad para seguir siendo vanguardia como empresa impulsora de mejoras en la estructura productiva y de comercialización de nuestra agricultura.

Quiero, ante todo, dirigir un saludo a los representantes de veinte países y de multitud de empresas que os reunís hoy aquí y, en particular, a los agricultores cooperativistas españoles, que son los verdaderos protagonistas de esa conmemoración y de este acto de reconocimiento.

Hace más de veinticinco años, y ante las dificultades que suponía la nueva dimensión que estaban tomando sus clientes y los mercados internacionales, un grupo de cooperativistas de las provincias de Castellón y Valencia decidieron unir sus fuerzas en un proyecto común.

Durante este cuarto de siglo han sucedido muchas cosas y en lo que a vosotros respecta una fundamental: que día a día habéis ido superando el individualismo e incluso el protagonismo personal y cooperativo, para lograr la realidad que hoy constituye ANECOOP; una realidad que entre todos, habéis forjado con mucho esfuerzo, sacrificio, constancia, ilusión y cariño.

Desde la unión, la cooperación y la colaboración habéis conseguido plenamente el principal de vuestros objetivos fundacionales: "poder alcanzar todos juntos, a través de ANECOOP, objetivos y metas que de forma individualizada las cooperativas nunca hubieran conseguido".

El resultado de esta puesta en común es la creación de la primera empresa hortofrutícola española y una de las primeras del panorama internacional, con una fuerte presencia en el mercado de más de cincuenta países.

Esta idea ha cuajado, y funciona con eficacia, porque ha sido capaz de adaptarse a los cambios que han sucedido en su entorno, e incluso de adelantarse a ellos, mediante la creatividad y la innovación.

En efecto, ANECOOP supone, en primer lugar, un proyecto de racionalización y modernización de una agricultura tradicional, añadiendo a su ya reconocido prestigio el valor añadido de nuevas formas y estilos de gestión.

Una gestión que se caracteriza por un alto nivel de profesionalidad, unos sistemas de calidad exigentes, y una preocupación constante por reducir, e incluso eliminar, el impacto medioambiental de su proceso de producción.

Las consecuencias más positivas de vuestra unión han sido la mejora de la competitividad de vuestros productos, y, de manera indirecta, la mejor vertebración económica de las regiones hortofrutícolas españolas.

Conozco y valoro la importante orientación a los mercados internacionales de las empresas agroalimentarias españolas, cuyas cifras en el ámbito internacional superaron el billón de pesetas en el 2000; y en particular de ANECOOP, que, desde su constitución, gracias a sus exportaciones y a la creación de una amplia red de filiales, se ha convertido en una de las empresas españolas más abiertas al exterior.

Su fuerte desarrollo exterior se ha visto potenciado por la creación y dotación de una amplia gama de servicios complementarios a las cooperativas y a sus agricultores asociados, que mejora, garantiza y optimiza sus producciones.

Os felicito por vuestro veinticinco aniversario, y por los logros obtenidos en este cuarto de siglo, y os animo a seguir avanzando y adaptándoos a los cambios y retos que el futuro inmediato nos depara.

Un futuro que llega cargado de oportunidades para todos aquellos que las sepan aprovechar, que sean capaces de asumir riesgos, e incorporen y gestionen nuevas tecnologías de producción y comercialización.

Termino felicitando a todas aquellas personas que hoy van a ver reconocida su trayectoria profesional, y animándoos a todos a seguir trabajando con el mismo rigor e imaginación que habéis desarrollado en el pasado, para ampliar y mejorar el rendimiento de un sector tan significativo para nuestra economía y para la imagen de España en el mundo.

ANECOOP es un verdadero motivo de orgullo para la agricultura española.

Muchas gracias.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+