Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+
S.A.R. el Príncipe de Asturias

Sesión de la 101ª Reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo

Suiza (Ginebra), 08.06.2012
Asistió Su Alteza Real el Príncipe de Asturias
Su Alteza Real el Príncipe de Asturias, junto al director general de la OIT, Juan Somavía, a su llegada a Ginebra© Casa de S.M. el Rey / Borja Fotógrafos
Don Felipe, que viajó a Ginebra acompañado por la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, y el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Gonzalo de Benito, asistió a una de las sesiones de la 101ª Reunión de la Conferencia de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que se viene celebrando desde el 20 de mayo al 15 de junio.

Antes de dar comienzo la reunión, Su Alteza Real el Príncipe de Asturias mantuvo un encuentro con el director general de la Organización Internacional del Trabajo, Juan Somavía, y la embajadora representante permanente de España ante la Oficina de las Naciones Unidas y Organismos Internacionales con sede en Ginebra, Ana Menéndez. Al finalizar la sesión, Don Felipe tambien se reunió con el Presidente de la República de Túnez, Moncef Marzouki.

En su intervención, el Príncipe de Asturias subrayó del diagnóstico presentado en el informe sobre'Empleo juvenil global 2012', que "es una buena muestra de cómo la OIT trabaja en buscar soluciones que mitiguen los efectos de la presente crisis económica sobre el mercado de trabajo. Confío en que, facilite encontrar propuestas concretas y ayude a mejorar la situación de la juventud". "Aunque no existen solucionesúnicas para hacer frente al desafío del empleo juvenil, resulta preciso adoptar un enfoque integrado que combine intervenciones macro y microeconómicas y que esté orientado tanto a la oferta y la demanda de trabajo, como a la calidad del empleo", añadió Don Felipe.

El Príncipe afirmó que "es imprescindible coordinar las políticas educativas con las de empleo; deben ser un elemento central de la estrategia económica. Es evidente que los trabajadores bien formados tienen más oportunidades y que las empresas necesitan cada vez mejor capital humano para poder progresar. Por tanto nuestras distintas regulaciones deberían contemplar la formación como un derecho que acompañe al trabajador durante toda su vida laboral". Se refirió asimismo a la inversión en formación, poniendo de relieve que "los ciudadanos necesitan oportunidades para adaptar sus habilidades a este entorno cambiante, se las debemos garantizar. Igualmente son esenciales una formación profesional y una enseñanza o aprendizaje permanentes que respondan a la evolución de las capacidades que demanda el mercado de trabajo. En este contexto las empresas desempeñan un papel muy relevante, sobre todo en lo que se refiere a las inversiones en formación".

También destacó que "en la actualidad la difícil situación del mercado laboral español -el altísimo e inaceptable nivel de desempleo, sobre todo entre los jóvenes- demanda reforzar ese compromiso con la OIT e impulsar el gran potencial del que dispone España".

  • Su Alteza Real el Príncipe de Asturias, junto al director general de la OIT, Juan Somavía, a su llegada a Ginebra
    © Casa de S.M. el Rey / Borja Fotógrafos 08.06.2012
  • Don Felipe conversa con el director general de la OIT
    © Casa de S.M. el Rey / Borja Fotógrafos 08.06.2012
  • Intervención del director general de la OIT
    © Casa de S.M. el Rey / Borja Fotógrafos 08.06.2012
  • Su Alteza Real el Príncipe de Asturias, durante sus palabras
    © Casa de S.M. el Rey / Borja Fotógrafos 08.06.2012
  • Don Felipe, durante sus palabras
    © Casa de S.M. el Rey / Borja Fotógrafos 08.06.2012
  • Su Alteza Real conversa con el Presidente de la República de Túnez, Moncef Marzouki
    © Casa de S.M. el Rey / Borja Fotógrafos 08.06.2012

El Príncipe destacó "la voluntad de superación de los españoles ante las dificultades, y a otras realidades objetivas como la amplia diversificación sectorial y geográfica de la economía española, su alta competitividad con empresas líderes en muchos sectores y a la excelente formación de muchos jóvenes españoles. Quiero subrayar además, que desde 2008 hasta hoy hemos incrementado la productividad real por empleado por encima de la media europea".

"De este modo, y en línea con el Pacto Mundial para el Empleo, las distintas administraciones con responsabilidades para impulsar el crecimiento económico y favorecer la creación de trabajo -europea, nacional, autonómica y local- están impulsando medidas encaminadas a paliar la situación del mercado laboral en España y a ofrecer mejoras en el marco jurídico para favorecer el empleo. Medidas que faciliten el crecimiento económico; que permitan el mantenimiento de puestos de trabajo ante las oscilaciones cíclicas; que favorezcan que el crecimiento se traduzca en creación de empleo; que promuevan la sostenibilidad de las prestaciones sociales y que garanticen que las condiciones en las que se desarrolla el trabajo sean dignas y justas", recordó el Príncipe, quien añadió que "en España tenemos muy claro que un futuro de mayor progreso pasa por luchar activamente contra el desempleo para que nuestros jóvenes puedan acceder a trabajos sostenibles y de calidad. Se trata de un reto colectivo en el que deben seguir trabajando las administraciones conjuntamente con todos los actores de la sociedad civil y que tiene que contar también con la capacidad de los jóvenes para emprender".

Don Felipe expresó sobre las crisis anteriores que "nos han enseñado que entre la recuperación económica y la recuperación del empleo suele existir un desfase considerable. Por ello es necesario acompañar las medidas concebidas para impulsar el crecimiento con otras que permitan frenar la destrucción de empleo y que garanticen la protección social de las personas más vulnerables".

"Por otro lado, las consecuencias que la crisis financiera internacional está teniendo sobre el empleo son insoslayables y, aunque algunos países ya han mostrado signos de recuperación, otros continúan sufriendo sus efectos. En un momento como el actual debemos especialmente actuar y ocuparnos de aquellas personas sin trabajo, de aquellas familias que tienen a todos sus miembros en paro y, en particular, del futuro de los jóvenes que no encuentran oportunidades laborales. Es de justicia hallar soluciones para el presente y el futuro, y es urgente frenar las dolorosas consecuencias que la crisis económica está provocando en elámbito laboral", afirmó el Príncipe.

En la 101ª reunión de la Conferencia de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), cada Estado Miembro está representado por una delegación integrada por dos delegados gubernamentales, un delegado empleador y un delegado trabajador, más sus consejeros técnicos respectivos. Casi 4.000 delegados de los 185 Estados Miembros de la OIT se reúnen en esta conferencia, que incluye como discusión general la crisis del empleo de los jóvenes.

De acuerdo a los datos de la Organización Internacional del Trabajo, el mundo enfrenta una crisis del empleo cada vez más grave: los jóvenes tienen tres veces mayores probabilidades de estar desempleados que los adultos, y más de 75 millones de jóvenes en el mundo están buscando trabajo. La OIT ha advertido sobre el riesgo de una generación de trabajadores jóvenes "marcada" por una mezcla peligrosa de alto desempleo, creciente inactividad y trabajo precario en los países desarrollados, y de un aumento de trabajadores pobres en el mundo en desarrollo.

Según esta organización de Naciones Unidas, en todas las regiones del mundo, los dirigentes de la OIT están profundamente preocupados por la elevada tasa de desempleo que se registra entre los jóvenes, por las dificultades cada vez mayores a que estos deben hacer frente para pasar del estudio al trabajo y por el deterioro de la calidad del empleo asequible. La crisis económica y financiera de alcance mundial exacerbó esta situación y las perspectivas de crecimiento son pesimistas en el mundo entero. Se corre el riesgo de que los mercados de trabajo para los jóvenes se vean nuevamente perjudicados.

  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+