Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+
SS.AA.RR. los Príncipes de Asturias

Actos conmemorativos del inicio del Año Jacobeo 2010

Navarra (Roncesvalles), 09.02.2010
Presididos por Sus Altezas Reales los Príncipes de Asturias
Su Alteza Real el Príncipe de Asturias y de Viana saluda al arzobispo de Pamplona a su llegada a Roncesvalles© Agencia EFE
Don Felipe y Doña Letizia, que viajaron acompañados por la ministra de Cultura,Ángeles González-Sinde, fueron recibidos a su llegada a Roncesvalles por el presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz Sesma. Seguidamente, fueron saludados por el lehendakari del Gobierno Vasco, Patxi López, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, el presidente de la Comunidad Autónoma de Cantabria, MiguelÁngel Revilla, el presidente de la Comunidad Autónoma de La Rioja, Pedro Sanz, el presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, el presidente de la Comunidad Autónoma de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, la presidenta del Parlamento de Navarra, María Elena Torres, la delegada del Gobierno en la Comunidad Foral de Navarra, Elma Sáiz, el alcalde Roncesvalles, Luis Echeverría Echavarren, y los consejeros de las Comunidades Autónomas asistentes.

Los Príncipes de Asturias y de Viana caminaron hasta la Iglesia de Santiago, donde fueron recibidos por el arzobispo de Pamplona y Tudela, monseñor Francisco Pérez González, y el prior de la Real Colegiata de Santa María de Roncesvalles, Jesús Idoate. Después de una breve visita a la Iglesia de Santiago, Don Felipe y Doña Letizia se dirigieron a la Real Colegiata de Santa María Roncesvalles.

Sus Altezas Reales accedieron al interior a los acordes del Himno Nacional. Durante el acto, intervinieron el arzobispo de Pamplona y Tudela, los presidentes de las Comunidades Autónomas de Navarra, Castilla y León, Aragón, La Rioja, Cantabria, Galicia y País Vasco, la ministra de Cultura y el Príncipe de Asturias.

Don Felipe manifestó que el Camino de Santiago "es un tapiz de principios que nos ofrece la oportunidad de tomar el pulso a la vida y al espíritu. Nos evoca concordia, solidaridad, unión. Al mismo tiempo, nos invita a superarnos, a mirar más allá, a perseguir altas metas. Sabemos que el Camino no es sólo una senda que se recorre, sino que representa nuestros más profundas aspiraciones y proyectos. El camino, como dijo el poeta, se hace al andar. En nuestras manos y en nuestra voluntad está el andarlo, el perfeccionarlo, el hacerlo más transitable para nuestros conciudadanos y para nosotros mismos. Es nuestra libertad y responsabilidad. Cada paso, cada etapa en la ruta, nos acerca a acompasar nuestro corazón con el latido del presente".

Destacó el Príncipe que "fraternidad y superación, ideas fuerza del Camino de Santiago, deben impulsarnos, pues, a hacer de España una Nación siempre mejor. Una España, orgullosa de su riqueza cultural tan diversa y plural, en la que las legítimas diferencias sirvan de acicate para lograr un país más cohesionado. Una España más preparada y con energías renovadas, para reemprender con vigor la senda del crecimiento y del mayor bienestar".

"Somos una gran Nación europea de larga historia y patrimonio inmenso, que no puede comprenderse sin esa diversidad que no sólo nos enriquece, sino que sobre todo es consustancial al mismo ser de nuestro país", afirmó Don Felipe, recordando las palabras de Su Majestad el Rey en su mensaje de Navidad.

  • Su Alteza Real el Príncipe de Asturias y de Viana saluda al arzobispo de Pamplona a su llegada a Roncesvalles
    © Agencia EFE 09.02.2010
  • Fotografía de grupo
    © Agencia EFE 09.02.2010
  • Don Felipe y Doña Letizia durante la inauguración del Año Jacobeo 2010 en la Colegiata de Roncesvalles
    © Agencia EFE 09.02.2010
  • Su Alteza Real el Príncipe de Asturias y de Viana durante su intervención en la Colegiata de Roncesvalles
    © Agencia EFE 09.02.2010
  • Sus Altezas Reales los Príncipes de Asturias durante la culminación de los actos de inauguración del Año Jacobeo 2010
    © Agencia EFE 09.02.2010
  • Don Felipe durante su intervención en la Catedral de Jaca
    © Agencia EFE 09.02.2010
  • Fotografía de grupo
    © Agencia EFE 09.02.2010

Tras recordar la universalidad del Camino de Santiago y los lazos que une con Europa y América, Su Alteza Real concluyó señalando que "en el Año Santo Compostelano, con realismo pero con ambición, debemos desearnos lo que más necesitamos. Unidos y con determinación, tengo la seguridad de que superaremos todos los retos que se nos planteen".

Una vez finalizadas las intervenciones, los Príncipes de Asturias se trasladaron a la Capilla de San Agustín para realizar una ofrenda floral ante el mausoleo del Rey Sancho VII el Fuerte de Navarra. Los actos en Roncesvalles concluyeron en el Museo de Roncesvalles con la firma de Sus Altezas Reales en el libro de honor de la Real Colegiata.

Por la tarde, Don Felipe y Doña Letizia se trasladaron a la Catedral de Jaca acompañados por la ministra de Cultura,Ángeles González-Sinde. A su llegada, fueron recibidos por el presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, el presidente de la Comunidad Autónoma de Cantabria, MiguelÁngel Revilla, el presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz Sesma, el presidente de las Cortes de Aragón, Francisco Pina, el delegado del Gobierno en Aragón, Javier Fernández, el alcalde de jaca, Enrique Villarroya, el justicia de Aragón, Fernando García Vicente, y los consejeros de las Comunidades Autónomas asistentes.

Después del saludo a Sus Altezas Reales del arzobispo de Oviedo y administrador apostólico de la Diócesis de Jaca-Huesca, monseñor Jesús Sanz, y de los miembros del Cabildo Catedralicio, se formó la procesión para acceder a la Catedral. Tras ocupar los Príncipes sus lugares, dio comienzo el acto paralitúrgico, que comenzó con la monición a cargo de monseñor Valentín Garcés, deán de la Catedral de Jaca, que fue seguido por las intervenciones del presidente del Gobierno de Aragón y de Don Felipe.

Su Alteza Real señaló que en el Camino de Santiago "confluyen en paz peregrinos y viajeros de todos los sectores, edades y opiniones. Cada uno de ellos puede percibir la fuerte personalidad de Aragón y de las demás Comunidades Autónomas que atraviesan, y que proyectan el influjo de España y de sus hombres y mujeres a los cinco continentes. Este itinerario intensifica, además, la universalidad de la cultura española, al tiempo que da vida a sobresalientes muestras de progreso, arte y civilización en tantos Estados europeos, en América, el Mediterráneo y también en Asia, principalmente a través de las Islas Filipinas".

Don Felipe finalizó sus palabras reiterando su gratitud "por la eficaz y cuidada contribución de cada uno al mejor desarrollo del Año Jacobeo. Vuestros afanes merecen el agradecimiento y la mejor respuesta de toda España".

Tras concluir el oficio religioso, los Príncipes se dirigieron al Museo Diocesano. que ha sido recientemente rehabilitado y ampliado. Sus Altezas Reales contemplaron algunas de las piezas de excepcional valor que alberga, como la talla románica de Santa María de Iguacel, el Cristo policromado de San Miguel de Ardisa, las lipsanotecas de Bagües y Botaya, el conjunto pictórico "Biblia de los pobres" y el sepulcro pétreo del conde Sancho Ramírez.

Un encuentro con los asistentes en el Castillo de la Ciudadela de Jaca puso fin a los actos.

  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+