Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Jarduerak eta agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en el Centro Asturiano de Madrid

Madrid, 03.12.1991

Q

​ueridos amigos:

Es para mi una gran alegría poder mantener estos contactos periódicos con la colectividad asturiana en Madrid, y visitar por primera vez esta quinta donde podéis disfrutar de unas magnificas instalaciones gracias a las aportaciones, no sólo de los socios sino de entidades y personalidades, como la Fundación Areces, su inolvidable Don Ramón ayer y hoy Isidoro Álvarez, que, como bien ha dicho vuestro Presidente han colaborado de forma destacada a este Centro.

Agradezco sinceramente al Centro Asturiano su decisión de colocar en sus instalaciones dos obras, un cuadro de Don Carlos Pérez Herce y una escultura de Don José Luís Fernández que reproducen con gran maestría mi imagen. A ellos mi enhorabuena y también mi agradecimiento.

Es un honor, que como Príncipe de Asturias, es decir como un asturiano más, figure mi imagen artística en esa especie de avenida de famosos, en la que también están representados otros directivos y mecenas que se han esforzado y se esforzarán más en ultimar esta magna obra cuya progresión podemos hoy comprobar.

Es una evidencia más que comprobada que la riqueza espiritual y material de una sociedad y la prosperidad de un estado democrático tiene como base la voluntad de sus ciudadanos y se constituye de abajo arriba.

Así, cuanto más espeso es el tejido social de una nación, son más caudalosas las fuentes de su prosperidad cultural y económica, y más firmes sus Instituciones. Podríamos decir, que el nivel de un país está en función del número y actividad de sus asociaciones ciudadanas, y en función, también, de los vínculos de solidaridad que puedan crear entre sus miembros, sin distinción de creencias, razas y nivel económico, y alejados de cualquier matiz político, pues todos deben fundirse bajo el sentimiento plural de la asturianía.

Una buena muestra de este movimiento asociativo lo podemos encontrar en este Centro Asturiano, Decano, además, de las casas regionales españolas.

No quisiera que los aires de las gaitas asturianas perdiesen su alegría por las dificultades a las que la región se enfrenta. Me gustaría que mi presencia hoy aquí sirviera para impulsar los lazos de solidaridad con todos los que habitan en Asturias, asturianos o no, cuyos actuales problemas, de los que ya estáis al tanto, conozco perfectamente y cuya marcha sigo con interés día a día.

Muchas gracias.

Itzuli Hitzaldiak atalera
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+