Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Jarduerak eta agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de S.M. el Rey en el acto conmemorativo del XV aniversario de Vocento

Teatro Real. Madrid , 21.09.2017

El Teatro Real de Madrid es esta mañana el solemne escenario de un acto muy especial. No asistimos a una representación convencional o del programa de la temporada, ni a un concierto en sentido estricto, sino a la conmemoración de los 15 años de un grupo de comunicación dedicado a contar la realidad y leal depositario de esa materia tan sensible y valiosa como es la información; un grupo comprometido con el rigor y la verdad, que estimula el debate, es escuela de periodismo y archivo de grandes firmas literarias. Celebramos hoy Vocento.

No existe democracia sin libertad de prensa. No se conciben sociedades libres sin medios independientes. No cabe opinión pública sin pluralidad de puntos de vista ni confrontación o contraste de argumentos.

Las noticias han sido imprescindibles en la transformación política, económica, social y tecnológica que los españoles hemos acometido con éxito en los últimos 40 años. Y aún hoy en la creciente ola de nuevas vías, soportes y dispositivos, de nuevos “prescriptores”, es necesaria −e incluso cada día más− la vigencia de esa afirmación: las noticias y su rigor, van a seguir siendo fundamentales para conducirnos en los nuevos desafíos, no menos complejos, que acompañan nuestros pasos hacia el futuro. Noticias e informaciones contrastadas y avaladas por profesionales de la comunicación y por redacciones independientes.

Vocento y sus 2.700 empleados son un digno ejemplo de ello. Aunque la efeméride que nos reúne hoy aquí son los 15 años de la constitución formal de Vocento como proyecto empresarial, los más de 25 medios que lo integran remontan sus raíces mucho más atrás. Desde mediados del siglo XIX con El Norte de Castilla ─decano de la Prensa española y única cabecera en la que se han desempeñado tres Premios Cervantes: Miguel Delibes, José Jiménez Lozano y Francisco Umbral─, hasta ABC, periódico nacional de acreditado prestigio, pasando por numerosos y reputados diarios regionales, provinciales y locales en toda España.

Sin desdibujar su identidad ni alejarse de sus lectores, todas las cabeceras de Vocento se benefician de las sinergias, el intercambio de experiencias y conocimientos que brinda un gran grupo de comunicación, con una visión empresarial multimedia y transversal, y con el español como idioma y motor común. Una convivencia a todas luces provechosa, en torno a la que Vocento ha sabido expandirse e innovar en busca de nuevas fórmulas de negocio que perpetúen la necesaria independencia periodística, pero también de lazos renovados con sus audiencias atendiendo a temáticas específicas y estableciendo alianzas y participaciones en los campos audiovisual y editorial.

no existe democracia sin libertad de prensa. No se conciben sociedades libres sin medios independientes. No cabe opinión pública sin pluralidad de puntos de vista ni confrontación o contraste de argumentos

Sobre toda esta arquitectura irrumpen ahora los espacios digitales que, pese a su fuerte eclosión, todavía hoy empezamos a descubrir. Internet nos aproxima al sueño de una mayor universalidad; la superación de las barreras físicas al conocimiento y a la comunicación; el triunfo del hombre sobre sus límites espaciales. Puede, si el ser humano presta su inteligencia, su creatividad y su esfuerzo a esa tecnología, que ya está aquí; pero entre todos hemos de saber ponerla al servicio de la civilización; de la cultura, la ciencia, la educación, el progreso, la convivencia, el desarrollo económico, la cooperación, la solidaridad y la cohesión.

Estoy seguro de que Vocento se reconoce decidido a adaptar el periodismo al universo digital y nos felicitamos también por ello en este aniversario. La Prensa no puede vivir de espaldas a esa realidad, pero tampoco entregar a cambio su crédito, sus estándares de calidad, su valor referencial y de rigor, el saber hacer y profesionalidad de los periodistas que trabajan con la información. Contar noticias no es un entretenimiento. Es un oficio noble, sacrificado y complejo para el que, hoy más que nunca, se requiere personal cualificado, formado, motivado, honesto, valiente y vocacional.

De ahí el reconocimiento que merece de todos nosotros Vocento. Las posiciones de liderazgo en el ámbito empresarial no deben valer para acomodarse ni conformarse, sino para darse impulso hacia el mañana, anticiparse a lo que está por venir desde esa situación privilegiada; para abrir camino, marcar tendencia, definir el futuro; para, en definitiva, hacer crecer, enriquecer y evolucionar a la sociedad.

Señoras y señores,
España dispone de talento, preparación y voluntad para seguir el rápido ritmo del progreso. Las páginas de Prensa, también en televisión o radio, sacan cada día del anonimato a héroes con nombre y apellidos; historias humanas de superación, solidaridad, hospitalidad, generosidad, entrega. Eso es también buen periodismo, al servicio de las personas; testimonios vivos con los que proyectar modelos para nuestras generaciones venideras; ejemplos que nos hacen sentir orgullosos de nuestro país, de los ciudadanos que lo conforman y engrandecen cada día, con su trabajo, con su esfuerzo y sacrificio.

Termino ya mis palabras con la seguridad de que Vocento ─todos los que forman parte de su proyecto y lo impulsan cada día─ continuará desarrollando una tarea clave en el progreso de nuestra sociedad, al servicio de nuestros sólidos principios democráticos y de nuestros valores constitucionales.

Con la Reina, os doy la enhorabuena una vez más y os deseo a todos mucho éxito.

Muchas gracias.

Itzuli Hitzaldiak atalera
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Jarduerak