Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Jarduerak eta agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad la Reina en el acto conmemorativo del Día Mundial de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja

Teatro de la Maestranza. Sevilla, 11.05.2017

B​uenos días a todos. Es una alegría compartir hoy con vosotros este Día Mundial de la Cruz Roja y es una alegría venir a Andalucía, a Sevilla, y estar juntos en este Teatro de la Maestranza.

Además de para reivindicar la labor general de la Cruz Roja y para entregar sus Medallas de Oro, estamos aquí también para dar visibilidad al compromiso de Cruz Roja con las mujeres y las niñas. Su situación en el mundo es desigual y ha mejorado, claro. Pero la discriminación persiste, en diferentes grados, en muchos lugares del planeta. Todos los que estamos aquí lo sabemos y lo entendemos pero no es fácil, en ocasiones, ser activo y el peso de los roles tradicionales de género sigue…pesando. Por eso Cruz Roja aplica programas de todo tipo para proteger, velar y reforzar el papel de las mujeres, ajustándose al entorno en el que vivan. No es lo mismo luchar contra los matrimonios infantiles en algunos países de África que estar –entre nosotros, en nuestra relación con los vecinos o los compañeros de trabajo- siempre atentos a comentarios o juicios cercanos, a veces expresados de forma inconsciente. No es lo mismo no poder ir a la escuela, ser privadas de una nutrición adecuada o no tener acceso a una sanidad apropiada que no ser remuneradas igual que un hombre al desempeñar la misma labor.

Porque el progreso social se estanca cuando la mitad de la población del mundo no accede en las mismas condiciones a las oportunidades de crecer y de mejorar. El compromiso empieza en las políticas públicas, en las empresas, en las instituciones como Cruz Roja, en la escuela, en cada casa, en cada uno de nosotros. El compromiso no termina nunca. Y el mundo será más pacífico, próspero y sostenible si la igualdad de géneros es un hecho

Pero todo cuenta y todo importa. Porque el progreso social se estanca cuando la mitad de la población del mundo no accede en las mismas condiciones a las oportunidades de crecer y de mejorar.

El compromiso empieza en las políticas públicas, en las empresas, en las instituciones como Cruz Roja, en la escuela, en cada casa, en cada uno de nosotros. El compromiso no termina nunca. Y el mundo será más pacífico, próspero y sostenible si la igualdad de géneros es un hecho.

Muchas gracias.

Itzuli Hitzaldiak atalera
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Jarduerak